El fútbol se gana y se pierde en las áreas y el Lugo esta temporada ha perdido demasiados partidos por carecer de remate. El caso del duelo ante el Huesca es el claro ejemplo. Los oscenses remataron en tres ocasiones en la primera mitad, dos de ellas acabaron en gol y la tercera en una gran parada de Roberto. Los locales se cansaron de rematar, primero contra la portería de Remiro y después contra la de Santamaría y los dos porteros visitantes apenas tuvieron que intervenir ante los erróneos remates de los rojiblancos.

En las áreas también es vital no cometer errores y los locales cometieron en el minuto 6 uno muy grave al dejar que Álex Gallar controlara con comodidad un balón en el borde del área y tuviera tiempo para perfilarse y colocarlo fuera del alcance del portero local. Un gol de ventaja ante un equipo que buscaba el premio gordo era demasiada renta y por si fuera poco en una nueva aproximación marcaban el segundo que ya dejaba casi sentenciado el partido.

El Lugo todavía tiempo para sacar arrestos y carácter, sobre todo en la banda de un Kravets colosal, pero los numerosos centros del lateral nunca encontraban la cabeza o el pie de un amigo y siempre morían despejados por los contundentes defensas oscenses. Las pocas ocasiones en las que lograron rematar los puntas locales tampoco se puede decir que lo hicieran con acierto en una noche desafortunada ene el aspecto realizador.

Los visitantes se dejaron dominar en gran parte de la segunda entrega del encuentro centrándose únicamente en dejar que pasaran los minutos para poder celebrar el ansiado ascenso. Al final el colegiado decretó el final del partido y los visitantes pudieron celebrar por fin ser nuevo equipo de la élite. Un modesto celebrando subir a Primera en el campo de otro equipo que intenta imitarle, dentro de unos años igual es el Lugo el que está de fiesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo no aguó la fiesta del Huesca