El Lugo pierde su garra fuera de casa

Segunda A Los rojiblancos solo han logrado 4 puntos como visitantes en la segunda vuelta


lugo / la voz

Una de las claves del éxito del Lugo en la primera vuelta del campeonato fue su excelente rendimiento fuera de casa. La visita del cuadro rojiblanco atemorizaba a sus rivales, conscientes de la fortaleza y peligrosidad de los pupilos de Francisco a los que resultaba muy complicado superar lejos de su feudo.

El buen rendimiento lejos del Ángel Carro se reflejó en unos excelentes números, ya que lograron sumar 14 puntos a domicilio de los 33 con los que terminaron en la primera vuelta del campeonato, casi un 50%.

Los rojiblancos fueron capaces de vencer en los feudos de Albacete, Barcelona B, Alcorcón y Lorca y empatar en Valladolid y Sevilla en dos partidos en los que disfrutaron de ventaja y se hicieron acreedores a sumar los tres puntos.

Gijón, Granada, Oviedo, Huesca y Almería fueron los únicos campos de los que los pupilos de Francisco regresaron de vacío, y en la algunos casos, sobre todo Oviedo y Almería, hicieron méritos, como mínimo, para obtener el empate.

Cambio radical

La situación cambió radicalmente en la segunda entrega de la competición liguera en la que, hasta el momento, el Lugo solo ha sido capaz de lograr una victoria y un empate, sumando por tanto solamente 4 puntos de 18 posibles.

A la racha negativa lejos de casa de la segunda vuelta del campeonato hay que añadirle los dos últimos encuentros de la primera vuelta del campeonato en los que el combinado lucense cayó en sus salidas a Huesca -partido en el que ambos equipos se disputaban el liderato de la categoría- y Almería.

El bagaje de puntos fuera de su feudo del Lugo en los últimos 8 partidos es desalentador, ya que solo sumaron 4 a su casillero sobre 24 posibles.

Los rojiblancos cayeron derrotados en Huesca, Almería, Zaragoza, Tenerife, Córdoba, y Tarragona y solo fueron capaces de ganar en Reus en el primer partido de la segunda vuelta y empatar en Cádiz, en dos encuentros en los que los rojiblancos dejaron muy buenas sensaciones y nada hacia presagiar su inminente derrumbe.

La última salida lucense que se saldó con un resultado positivo fue la de la jornada 24 del campeonato en la que visitaron el Nuevo Carranza para enfrentarse con el Cádiz y lograron empatar a uno gol, en un encuentro en el que, incluso, merecieron un mejor resultado. El encuentro se disputó el pasado 27 de enero y desde esa fecha los discípulos de Francisco fueron incapaces de sumar ningún punto en sus visitas a La Romareda, Heliodoro Rodríguez, Nuevo Arcángel y Nou Estadi.

Las cifras es evidente que son negativas, pero lo peor es la imagen que está dando el equipo en sus citas como visitante.

El Lugo ha perdido gran parte de ese #EspíritoLoitador que luce como etiqueta en sus redes sociales en la segunda entrega del campeonato y ha dejado de ser el visitante incómodo y molesto al que todos temían para convertirse en un rival al que todos desean recibir sabedores de su escasa peligrosidad en las últimas jornadas.

Descenso de rendimiento

El descenso en el rendimiento en los tres últimos meses de la temporada fuera de casa es tan evidente que ha servido a equipos que en situaciones desesperadas como Almería, Córdoba o Nástic para sumar puntos importantes en la lucha por evitar el descenso ante un rival que no les planteó excesivas dificultades.

Los rojiblancos afrontan la parte crucial del campeonato con la necesidad de mantenerse fuertes en casa como durante casi todo el campeonato y la de mejorar de manera notable a domicilio, para tener alguna opción de mantenerse en la lucha por estar entre los seis primeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Lugo pierde su garra fuera de casa