El CD Lugo salió reforzado tras una plácida Junta de accionistas

Tino Saqués y su Junta directiva sacaron adelante los puntos del día con un 99,9% de votos a favor. La escasa masa social sigue siendo la cuenta pendiente


LUGO

El Club Deportivo Lugo echó el cerrojo al 2017 con grandes ilusiones en el plano deportivo y con mucha calma y sin grandes sobresaltos en el plano institucional. Un mar de tranquilidad que se trasladó a la Junta general ordinaria de accionistas, solventada sin ninguna complicación por parte de la directiva encabezada por Tino Saqués y que se llevó a cabo en salón de actos del Pazo de Feiras a finales de año, con un 74,2 % del total de accionistas representados en la misma y constituida en primera convocatoria.

Los puntos del orden del día fueron aprobados con un resultado en todos los casos del 99,9 % de votos a favor, incluso el más candente, el de las cuentas, tras haber cerrado el ejercicio con un beneficio de 65.848 euros; tras haber tenido 71.000 euros de déficit en el ejercicio 2015-16 y de 800.000 euros en el 2014-15, los tres años de mandato de la actual junta directiva.

Las cuentas presentaron un pasivo de 3.490.000 millones de euros, respecto a los 2.370.000 del ejercicio anterior. La partida más importante en cuanto a ingresos corresponde a la televisión: 5.370.000 millones; 2.640.000 más que en el ejercicio anterior, según los datos aportados por el presidente a los demás accionistas.

Para el curso actual, 2017-18, el Club Deportivo Lugo presentó un presupuesto de 7.675.000 euros, un diez por ciento más que el anterior. El coste de la primera plantilla se llevará gran parte de ello: 4.700.000 euros.

El convenio con el Cerceda fue un tema insistente en las primeras preguntas que le hicieron al presidente, pero este capeó el temporal al aclarar que ese tema aún es de este ejercicio, por lo que se tratará en la próxima junta, en la que Saqués tendrá que afrontarlo.

Con más seguridad y satisfacción, el máximo accionista hizo mención al avance del club en el índice de transparencia, en el que ha pasado del puesto 27 de la clasificación, al cuarto; entre los 42 equipos que componen la Primera y Segunda División.

Los únicos lunares que dejó la Junta de Accionistas fueron la grada del fondo sur, la ciudad deportiva y la escasa masa social que sigue teniendo el club, concretamente el primer equipo, pese a los buenos resultados deportivos.

Estos ingresos corresponden a la temporada 2016-2017, en la que el Lugo ingresó la cuarta cantidad más baja entre todos los participantes en la Liga 1-2-3. Un total de 5,4 millones de euros de los 140,9 que se repartieron los 22 equipos de la competición. A esta cantidad hay que descontarle un tanto por ciento por obligaciones estipuladas por la Liga. En concreto, en el caso del Lugo, las obligaciones restan 400.000 euros de los 5,4 millones, lo que deja en cinco millones de euros el ingreso oficial de la televisión en el ejercicio pasado. Un dato que conocieron todos los clubes oficialmente en la tarde de ayer

Sin grada en el fondo sur ni ciudad deportiva a la vista

La grada del fondo sur del Ángel Carro continuará como está. El Presidente invitó de nuevo a la Xunta de Galicia, propietaria del campo, a que diese un paso al frente asumiendo gran parte del coste que supondría hacer de hormigón la grada sur, pero aunque reconoció que se iniciaron las conversaciones, no hay nada concreto sobre la mesa para afrontar esta cuenta pendiente.

Tampoco hay planes de futuro inmediato para la ciudad deportiva. El balance de gastos e ingresos no lo permite y a pesar de ser una piedra angular en el proyecto inicial de Tino Saqués y de que es prioritaria para el crecimiento competitivo de los canteranos, en el horizonte tan solo se vislumbra afrontar la inversión de acondicionar un par de campos para que puedan entrenar y jugar sus encuentros las categorías inferiores y el filial.

Apuesta por el fútbol base: 803.000 euros y 27 entrenadores

Las categorías inferiores y el filial volvieron a acaparar gran parte de la atención de la asamblea. El presidente aseguró que la apuesta sigue siendo clara por jugadores de la casa. Para ello están haciendo un esfuerzo importante, principalmente económico, pero también recalcó que «en estos momentos competir con jugadores de la provincia es inviable. Para competir en esta categoría tenemos que traer jugadores de fuera hasta que podamos sacarlos de nuestra cantera».

El Lugo apostó este último año por hacer convenios con clubes satélites, especialmente en la ciudad, al conveniar con Milagrosa, Residencia, Polvorín, Sagrado Corazón y Ferroviaria. La principal razón es incrementar la masa social haciendo partícipes a los jóvenes de la ciudad entorno al club de referencia. Esto supuso una importante reducción de jugadores en la base que pasaron a pertenecer a otros equipos de la ciudad. Sin embargo, el Lugo tiene en nómina a 27 entrenadores entre categorías inferiores y filial, que suponen una inversión de 803.000 euros, de los que el Polvorín se lleva una parte importante en su intento de asaltar la Tercera División.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El CD Lugo salió reforzado tras una plácida Junta de accionistas