Jon García carga contra la directiva del Lugo tras su despido

Acusado de haber infringido el código ético de la entidad el central ha sacado un comunicado defendiéndose


La relación entre el defensa vasco Jon García y el CD Lugo, que anunció su despido el pasado miércoles, ha acabado hoy con polémica después de que el equipo no revelara los motivos de su desvinculación y el técnico, Luis Milla, haya insinuado una infracción del «código de ética» del equipo.  El futbolista, que ha negado ese extremo en un comunicado, sufrió la temporada pasada una grave lesión de rodilla de la que ya se había recuperado y jugó el martes pasado los últimos minutos con la camiseta del Lugo en un amistoso ante el Viveiro (7-1).

Su intervención se produjo justo antes de que se precipitaran los acontecimientos que han acabado con su salida del club lucense. Según el jugador, el miércoles el técnico llegó a decirle que tenía posibilidades de jugar este sábado ante la Ponferradina en un partido en el que el equipo cuenta con las bajas por lesión de Carlos Hernández e Israel Puerto, pero «minutos después», el club le comunicó su despido.

«Tal es la incongruencia del despido que el propio entrenador me había comentado minutos antes, en el entrenamiento, que estuviera preparado que tenía muchas posibilidades de jugar este sábado. Es un despido inesperado, injustificado e improcedente, ya que yo desde el primer día he mostrado mi profesionalidad y compromiso con este club», explicó el jugador en las redes sociales.

El Lugo informó el miércoles en un comunicado de que el central iba a dejar de pertenecer al club y remitía a los canales oficiales para ofrecer más datos sobre la desvinculación del jugador. El técnico del equipo, Luis Milla, aportó hoy más información en su comparecencia ante los medios de comunicación, horas después de que el futbolista aludiera a su despido en las redes sociales.

El preparador turolense atribuyó la decisión al presidente del Lugo, Tino Saqués, y afirmó que nada tenía que ver con el aspecto deportivo. «Es una decisión del consejo de administración, más bien del presidente. Hay un código de ética y una serie de valores en las que el club está siendo muy recto. Desde el ámbito del técnico no tiene nada que ver. Es una decisión del presidente. Es un tema del presidente con el jugador», apuntó.

Milla reconoció que el martes habló con el jugador sobre la posibilidad de que «pudiera» contar con él ante la Ponferradina e insistió en que no ha «tenido ningún problema» con el central vasco. «Él venía de un tiempo sin jugar, sabía que tenía gente por delante, pero en lo deportivo yo no he tenido queja y le deseo lo mejor, que encuentre un equipo en que jugar y sentirse a gusto», declaró el entrenador.

Tras esas manifestaciones, Jon García ha vuelto a verse «en la obligación de salir al paso de nuevo» con el objetivo de «zanjar el tema», señala el jugador. «Bastante daño se me ha hecho ya desde la llegada de esta nueva junta directiva como para que se siga mintiendo sobre mi persona», escribió en otro comunicado en el que rechaza «totalmente la acusación» de «haber incumplido códigos y valores». «Como ya manifesté, jamás he tenido un comportamiento por el que haya recibido del club la más mínima queja. De hecho, el club reconoce, en la carta que me entrega, la improcedencia del despido», señala el comunicado.

Jon García relata que tras el despido, sus «compañeros» le «demostraron su total apoyo porque son perfectamente conocedores» de su «manera de actuar». «No aceptaré que nadie manche mi nombre y solo quiero que esto acabe ya porque tampoco beneficia al Lugo», apunta el jugador, que llegó al Lugo el verano de 2014.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Jon García carga contra la directiva del Lugo tras su despido