Un espectador le pide a Toñi Moreno que done parte de su sueldo

La presentadora cobra 1.400 euros por cada programa de «Entre Todos»


La Voz

Toñi Moreno le cuesta a TVE 1.400 euros por cada programa de Entre todos. Este dato que salió a la luz hace un par de semanas ha vuelto a ser tema de conversación y de polémica en las redes sociales tras el programa del martes de la cadena pública.

Un espectador, Arturo de Bilbao, entró en directo en Entre Todos para reclamarle a Toñi Moreno lo elevado que era su sueldo. Aunque presenta un programa solidario, la presentadora se embolsa al año 175.000 euros, es decir, el doble que uno de los buques insignia de TVE: Mariló Montero, la presentadora de Las Mañanas.

«Estoy dispuesta a ayudar siempre y cuando tú dones 400 euros de los 1.400 que cobras cada día. Si no es mucho pedir. Me parece un poco fuerte que cobres 1.400 euros por un programa de ayudar a la gente», le aseguró este espectador a Toñi Moreno. Aunque al principio no entendía que estaba pasando, acabó dándose cuenta de qué pasaba con un «me lo está diciendo a mí» acompañado de «esta llamada me la esperaba».

Toñi Moreno le aseguró al espectador tras confirmar que el joven iba a donar una cafetera que «no voy a hablar de mi sueldo. Nunca he dicho que estuviera aquí sin cobrar. Vengo a trabajar y por eso me pagan lo que me quieren pagar. Llevo trabajando desde los 14 años. La gente que me conoce sabe lo que me ha costado y sobre todo lo en serio que me tomo mi trabajo. Trabajo y me pagan e intento hacer mi trabajo de forma honrada. Yo no cuestiono lo que tú ganas».

Tras despedir al espectador y su tradicional «¿Qué tengo?», Toñi Moreno afirmó que está abierta a la crítica y que Entre Todos es el programa más abierto de la televisión. «Utilizamos este espacio de televisión pública para ayudarnos entre todos. Presentaría otras cosas, pero encantada de la vida de presentar Entre Todos donde además de llevarme a mi casa mi sueldo, me siento muy útil», admitió la presentadora.

Este momento cuestionando el sueldo de Toñi Moreno se produjo el mismo día, el pasado martes, en el que un joven de Lugo, Nilo Pinto, pidió un ayuda para montar un negocio para sus padres en Entre Todos. La ola de solidaridad culminó con una llamada del presidente del Lugo para ayudarle a pagar un curso de entrenador. «Soy el presidente del Lugo y estamos dispuestos a ayudarle porque se lo merece y lo va a luchar», explicó José Bouso.

«El programa de los pobres» y el resto de críticas

El programa de Toñi Moreno acumulaba a mediados de diciembre del 2013 más de 50 quejas de espectadores. La más relevante, la de la presidenta del Consejo General de Trabajo Social que denunció que el formato contradice su código deontológico y promueve la sustitución de derechos sociales por la caridad.

La propia Defensora del Espectador, Elena Sánchez, reconoció que el espacio de Toñi Moreno «por su forma y contenido no puede sino ser polémico, pues en todos los casos hace referencia a situaciones personales muy difíciles».

Una de las situaciones que más criticas ha generado fue la conversación de Toñi Moreno con una joven de Santiago de Compostela. La chica explicó que se había separado del padre de su hijo y comenzó a dar detalles sobre su relación con él. «Tenía síndrome de Edipo, mucha dependencia de su madre», explicó. «Hija mía, ¿tú no sabes que lo primero que hay que hacer es ganarse a tu suegra?», le espetó Toñi Moreno sin apenas dejarla continuar. La joven siguió con su relato y en un momento dado mencionó que su expareja la maltrataba. En ese momento la presentadora de Entre Todos la interrumpió y le dijo: «estas cosas no las podemos contar así, si no has puesto una denuncia no podemos contarla así. Cuando pasa una cosa así o se denuncia o se calla una para el resto de su vida». Para terminar con su típico «¿Qué tengo?» y una ovación del público.

Aunque el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, negó que el programa de Toñi Moreno ejerciera «proselitismo de la violencia machista», la presentadora pidió dos veces en directo perdón.

Pero las críticas no solo han llegado de forma diferida a Entre Todos. Toñi Moreno ha tenido que escuchar en directo duras criticas contra su programa.

Una de las que más conocidas se produjo en el mes de noviembre del 2013. Dos estudiantes de trabajo social entraron por teléfono en Entre Todos y le explicaron a la presentadora que su programa «fomenta la caridad, es el Estado de Bienestar quien debe ayudar a los necesitados. El Estado debe intervenir y no recurrir a la caridad. Están jugando con los sentimientos de las personas». Toñi Moreno, ni corta ni perezosa, no se quedó callada y le recriminó que « nunca te vieses en la situación de tener que pedir ayuda. Esto es solidaridad, no caridad».

Las críticas no le han llegado a Entre Todos solo desde España. Desde el extranjero el espacio de Toñi Moreno también ha generado controversias. El periódico francés Le Figaro lo bautizó como «el programa de los pobres».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
77 votos

Un espectador le pide a Toñi Moreno que done parte de su sueldo