El Deportivo mejora su versión ofensiva y recupera el liderato venciendo al Alavés

Los goles de Juan Carlos y Borja Bastón devuelven al equipo coruñés al primer puesto


La Voz / Redacción

El Deportivo vuelve a ser líder de Segunda división al encadenar su quinta victoria en las seis últimas jornadas. Doblegó al Alavés con un juego más vistoso con la pelota, como atestiguaron las acciones que dieron paso a los goles de Juan Carlos y Borja Bastón. Otro paso más del equipo de Fernando Vázquez en búsqueda de una aportación estética y ofensiva que se venía echando en falta en medio de la meritoria campaña de un equipo construido en precario y en medio de un temporal extradeportivo. El Alavés apenas inquietó pese al gol de penalti de Viguera, y cuando lo hizo se encontró de nuevo con una parada de Lux fuera de esta categoría.

Un cambio de sistema, el abrigo de Riazor, un rival dubitativo tras el relevo en su banquillo... Los ingredientes confabularon para que el Deportivo cuajase al fin un sencillo triunfo en casa, sin sufrimientos y con claridad, muy superior a un Alavés que no se sabe si quiso ser como el Dépor en su propuesta defensiva pero que acabó por ser demasiado permeable. Todo en una versión más fluida que de costumbre de los coruñeses con la pelota. Alrededor del 4-4-2 se juntaron en la posesión un inspiradísimo Culio, un móvil Juan Carlos y un rehabilitado Juan Domínguez, que dejó dos pases valeronianos que alimentaron a los dos delanteros por los que apostó Vázquez.

El Deportivo tuvo más la pelota que de costumbre, y sobre todo, encontró profundidad. Ayudaron los laterales, especialmente un Luisinho en gran estado de forma, que evitaron que la concentración de mediapuntas acabase en efecto embudo por el centro. El Alavés comenzó presionando la salida del balón del Dépor y luego decidió, (a lo Dépor) ceder la iniciativa y esperar que Ion Vélez y Viguera se ganasen las habichuelas casi en solitario. No le salió bien a Mandiá, hasta que con 2-0 en contra un penalti absurdo les diese algo de aire. Antes, Juan Carlos y Borja Bastón aprovecharon que los afinados medios del Dépor tenían un día clarividente.

Culio abrió con mucho criterio y un precioso pase a la subida de Luisinho, que puso el centro por delante de la defensa para que Juan Carlos empujara el 1-0 a los 28 minutos. No había creado mucho peligro el Dépor pero movía la pelota de lado a lado con sentido ante la presión del Alavés y un par de centros crearon cierto desasosiego ante los remates de Borja y de Luis, los dos delanteros que convivieron 76 minutos. El Alavés soñó con cerrar el campo ante un Dépor al que le venía costando, pero esta vez fue diferente. Y tras el gol, pudo aumentar su cuenta el equipo coruñés. La enésima subida de Luisinho terminó en un centro malo cuando tenía toda la ventaja (de nuevo, tras toque de Culio), y Juan Carlos perdonó una clara contra y un mano a mano al que llegó forzado tras un regate y con Luis en posición de empujar.

Fue el preludio del 2-0. Poco importó el descanso que hubo de por medio. Creó el Dépor una jugada de toque y Juan Domínguez demostró la clase que ha estado ausente en muchos partidos. Filtró entre líneas para Borja Bastón, que definió con un toque sutil ante Goitia. No parecía que hubiese mucho más que debatir porque al Alavés no se le veían trazas de reaccionar. Plácida como pocas, la tarde se ponía de dulce para que Riazor gozase de una goleada. Perdonó Luis Fernández solo ante el portero tras otro pase de cirugía de Juan Domínguez. Y Luisinho no definió después de que Juan Carlos le abriese el espacio por la izquierda.

Estaba la cosa hasta un poco aburrida. Entonces el árbitro vio cómo Manu y Culio se agarraban en un córner y el derribo del argentino fue sancionado como penalti. No perdonó el pichichi Viguera para poner el 2-1 y la emoción a un choque que nunca la tuvo. La presencia del ex del Lugo Quiroga intimidó algo a la zaga coruñesa y Fernando Vázquez decidió meter a Kaká por Borja Bastón para no complicarse. Pero Lux volvió a ser determinante con una parada de muchos quilates a un cabezazo de Jarosik tras otro saque de esquina. El fogonazo de calidad de Lux puso fin al partido, porque al Alavés ya no le dio en los 20 minutos finales para inquietar. En realidad, como pasó en casi todo el encuentro, que al Dépor le sirvió para reclamar el liderato, esta vez desde la pelota.

2 - Deportivo de La Coruña: Lux; Laure, Marchena, Insua, Luisinho; Juan Carlos (Rudy, min.82), Álex Bergantiños, Juan Domínguez, Culio; Borja Bastón (Kaká, min.77) y Luis Fernández (Teles, min.87).

1 - Alavés: Goitia; Óscar Rubio, Pepe Mora, Jarosik, Manu García; Jaume Delgado (Tori, min.77), Emilio Sánchez (Lázaro, min.44); Guzmán (Mauro Quiroga, min.52), Viguera, Óscar Serrano; y Ion Vélez.

Goles: 1-0, min.29: Juan Carlos. 2-0, min.48: Borja Bastón. 2-1, min.68: Viguera, de penalti.

Árbitro: González Fuertes, del comité asturiano. Mostró amarilla a Insua (min.41) y Culio (min.67), por parte del Depotivo; y a Jaume Delgado (min.46) y Ion Vélez (min.64), por parte del Alavés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

El Deportivo mejora su versión ofensiva y recupera el liderato venciendo al Alavés