El Deportivo y el Lugo reparten puntos y ocasiones en el derbi de Riazor

En un choque entretenido en el que ambos fueron fieles a sus estilos, sólo falto el gol


La Voz / Redacción

El derbi de Riazor entre Deportivo de La Coruña y Lugo fue fiel a dos equipos con personalidad, que plasmaron en el campo lo que se esperaba del duelo entre dos conjuntos antagónicos. Coruñeses y lucenses repartieron ocasiones en un choque que fue reflejo de lo que proponen ambos bandos, en un emocionante duelo de rivalidad regional al que sólo le faltó un gol para romper en gran partido. El Dépor llegó con más a la portería rival en el primer tiempo ante un Lugo al que le costó más convertir su dominio de la pelota en ocasiones de gol. Todo en 90 minutos de gran ambiente de fútbol en Riazor con dos aficiones entregadas.

No hubo ni grandes variantes tácticas, ni sorpresas en las alineaciones (quitando la incertidumbre de un Insua duda hasta ultimísima hora). Dépor y Lugo fueron fieles a lo que se esperaba también con la pelota en juego. Estuvo más cerca de cambiar un equipo coruñés más alegre de lo habitual cuando recuperaba la pelota. Pisó más el área contraria que en la mayoría de los otros partidos en los que su plan de repliegue y orden carecía en ocasiones de mayor presencia ofensiva. Fue más ligero en el pase Juan Domínguez y Culio incluso se animó como extremo puro, ayudado por un Luisinho cada vez más importante. Llovieron centros al área del Lugo bien defendidos por José Juan. Al Lugo le costaba encontrar a sus tres mediapuntas mientras mascaba en exceso la jugada sin encontrar rendijas. Pero acabó respondiendo golpe por golpe.

Luis Fernández remató al poste un centro de primeras de Seoane y luego pidió un penalti al cuerpear con Pavón. Luisinho apareció con peligro por el área del Lugo y Bergantiños remató forzado en buena posición evitando que Luis lo hiciera en una mejor todavía. La mayor alegría en el contragolpe la redondeó un Marchena imperial recorriendo 40 metros y poniendo un pase de gol a Luisinho que José Juan leyó para taponar el tiro del luso. El Lugo respondió porque Sandaza se movió bien y creó algún desequilibrio en la zona de centrales, que no sabían si acudir al gigante o quedarse en su posición. Lo aprovechó en un par de ocasiones el Lugo para desbordar a un Manuel Pablo que pasó una tarde exigido. Fue sin embargo Seoane el que rozó el gol con un precioso chut tras una jugada que resume la esencia del juego del Lugo: inició José Juan, un central abierto a la banda le dio salida a la jugada y ésta terminó con un zapatazo del santiagués a la base del poste.

La primera parte tuvo momentos de ida y vuelta, con incertidumbre cerca de las áreas a falta de un chispazo. Amenazó el segundo tiempo con ser igual pero pronto se le acabó la alegría al Dépor, que se fue metiendo más y más en su campo y se le hicieron demasiado largos los contragolpes. Antes, Luis pudo rematar en el área tras recuperación de Culio para una parada sencilla de José Juan. El Lugo soltó a Manu por banda izquierda y generó un par de centros con peligro pero sin remate. En uno de ellos, Insua dejó la pelota muerta en el área tras un mal despeje, Sandaza se le anticipó y recibió la patada del central. La aparatosa caída del delantero anuló la falta porque el árbitro interpretó piscinazo. Tan mal lo vio Fernando Vázquez que a los 10 minutos de la reanudación relevó a Seoane (amonestado) por Laure. Taponó esa hemorragia el Dépor y el Lugo lo intentó por el otro lado. Llegaron a línea de fondo De Coz y Pablo Sánchez pero lo único que sacaron en limpio fue un chut de Pita desde la frontal, fácil para Lux.

El Dépor replegó líneas y a Culio le pesaron los minutos. Se desactivó Luis y Luisinho estaba demasiado ocupado en las ayudas defensivas como para pisar alegremente el área de José Juan. Los cambios de Vázquez tampoco fueron una alegría: ni Rudy ni Bastón cambiaron la tendencia de un Dépor que fue replegando velas. Sin embargo, cuando Setién relevó a un agotado Pita, el Lugo perdió su norte y el Dépor vio la ocasión. Empujado por su afición, puso algo más de intensidad para buscar el gol de la victoria. Pero ahí Culio no estuvo acertado en dos opciones a balón parado y se escapó la última chance. Le faltó un gol a un entretenido derbi entre Dépor y Lugo, ante 30.000 aficionados que disfrutaron de una fiesta sin tensiones.

0-Deportivo de La Coruña: Lux; Diego Seoane (Laure, min.56), Marchena, Insua, Manuel Pablo; Álex Bergantiños; Arizmendi (Rudy, min.69), Juan Domínguez, Culio, Luisinho; y Luis Fernández (Borja Bastón, min.73).

0-CD Lugo: José Juan; De Coz, Pavón, Jorge García, Manu; Fernando Seoane, Pita (Rafa García, min.84); Pablo Sánchez (Iago Díaz, min.81), Álvaro Peña, Iván Pérez; y Sandaza (Juanjo, min.66).

Árbitro: Jaime Latre, del colegio aragonés. Amonestó a Diego Seoane (min.6), por parte del Deportivo; y a De Coz (min.90) y Rafa García (min.91), por parte del Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

El Deportivo y el Lugo reparten puntos y ocasiones en el derbi de Riazor