carballo / la voz

Saray Rama Caamaño, de 19 años, comenzó a salir al monte con su padre hace ya mucho, y ahí la afición a la caza le entró en vena. Por fin, hace poco más de un año, con 18, se sacó el permiso de armas y empezó a usar la escopeta, una Fabarm: ya es cazadora en todos sus extremos. Nada relevante como dato aislado, porque en la Costa da Morte hay más de 1.500 federados en alguno de los tecores (más de veinte), pero mucho si se tiene que cuenta que es joven (cada vez son menos los practicantes menores de 25 años), que socialmente no tiene el reconocimiento o el interés de antaño, y sobre todo mujer: es la segunda de la zona, tras María Pedreira, de A Laracha (empezó a la misma edad, ahora tiene 26), y de las pocas de Galicia, con licencia, y que practica regularmente, y además con gran pasión. Y, de momento, con un buen número de piezas.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Saray Rama, la joven cazadora de Zas