El mayor parque eólico de la zona, en Zas, pasa de 80 aerogeneradores a 10

El desmantelamiento cuesta 724.000 euros, y el montaje del nuevo, 25 millones


carballo / la voz

El mayor parque eólico de la comarca, el de Pico de Meda, situado entre los municipios de Zas y Santa Comba, pasará de los actuales 80 molinos a los 10 que los sustituirán tras su desmantelamiento, que ya comenzó hace días. Cambiará por tanto el perfil de una zona que domina las vistas de Bergantiños, Soneira, Fisterra, Xallas y parte de Ordes. El proyecto ya estaba anunciado y en marcha, pero fue ayer cuando se publicó la autorización definitiva por parte de la Consellería de Industria en el Diario Oficial de Galicia, con un amplio resumen de todo o que ha dado de sí este proyecto, alegaciones incluidas, y que lleva a cabo la empresa EDP Renovables, que ha llegado a un acuerdo satisfactorio con los propietarios de todos los terrenos.

El desmontaje cuesta 724.843 euros. Desaparecerán molinos de 30 metros de alto, rotor con la misma medida y apenas 0,3 megavatios instalados, que fueron montados en 1998, cuando la Costa da Morte aún vivía un gran bum de la energía eólica que parece repetirse en la actualidad. Sigue la senda de lo que ya se ha hecho con el parque más pequeño de la costa de Camariñas y, más recientemente, con el de Barizo, en Malpica. Al de Corme, también de EdP, le pasará lo mismo en breve: adiós a los viejos molinos, bienvenidos los nuevos. En el Pico de Meda, diez, que costarán 25 millones de euros.

En datos

Los que se van: Los 80 molinos del Pico de Meda se desmontan. Muchas de sus piezas serán vendidas. La potencia actual instalada es de 24 megavatios, con turbinas de 0,3 megavatios, altura al buje de 30 metros y diámetro de rotor de otro tanto.

Los que vienen: En su lugar se colocarán 10 aerogeneradores con una altura al buje de 93 metros y un diámetro de rotor de 114 metros, con 2,6 megavatios de potencia instalada, pero limitada a 2,4. Por tanto, la total es de 24 megavatios, como hasta ahora. La producción anual media se estima en 100 gigavatios/ hora.

Otras acciones: En el cambio se incluyen líneas, torres meteorológicas (las dos nuevas son de 93 metros) y hasta la eliminación de las pistas de zahorra que, con la reducción, ya no tiene sentido.

Tres de las cuatro nuevas instalaciones de la provincia se ejecutan en la zona

La Costa da Morte ha sido pionera en la energía eólica en Galicia y España: los primeros parques de las primera oleada, los primeros de la segunda, los singulares o municipales, la repotenciación de los más viejos, y ahora en la construcción de los nuevos, con máquinas que nada tienen que ver con las antiguas. Al margen del podio simbólico, que de poco más vale, lo interesante es que los concellos de la zona reciben importante inyecciones económicas, lo mismo que los dueños de los terrenos, aunque suele variar dependiendo de la compañía o de cómo se haya negociado. El impacto visual también va a ser menor, aunque los postes ahora sean más altos.

En esa línea de vanguardia, y según los datos que aporta la Consellería de Industria, tres de los cuatro parques actualmente en marcha en la provincia están en la Costa da Morte, y los tres de Naturgy: Monte Tourado-Eixe, en Vimianzo (39, 6 megavatios y 47,74 millones de inversión), Mouriños (Cabana y Zas, 9,61 megavatios y 12 millones), y Pena Forcada -Catasol II, en Laxe (7,35 megavatios y 10,36 millones). El cuarto está en Mañón y Ortigueira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El mayor parque eólico de la zona, en Zas, pasa de 80 aerogeneradores a 10