Interés público


Hace no tantos años, parecía casi imposible que monumentos como Dombate o las Torres do Allo acabasen en manos públicas, rehabilitados y como centros de interés turístico y cultural. Claro que no fue fácil, hubo que esperar muchos años y conseguir el dinero necesario. La Torre da Penela debería seguir el mismo camino, eso parece claro. Otra cosa el tiempo: a ver si hay más suerte en los plazos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Interés público