CARBALLO / LA VOZ

César Vázquez Agra (Zas) cumplió los pronósticos en Vimianzo. Ya partía en el ramillete de favoritos en la tercera edición de la Legua Irmandiña, coordinada por la asociación Cherinkas y el Club de Atletismo Terra de Soneira, que completaron un gran trabajo en una jornada marcada por el intenso calor.

En esta edición estaban inscritos 213 participantes y ayer tomaron parte, en las diferentes categorías, 201 atletas. En la prueba reina, la Legua Irmandiña compitieron 74 deportistas. En esta categoría destacó en los primeros kilómetros un cuarteto formado por Francisco Pais, Adrián Rojo, César Agra y Javier Novo. Después se quedó la lucha en la cabeza con un dúo: Cesar y Javier. El zasense logró despegarse de su compañero de fuga y cruzar la meta en solitario, situada en la entrada del castillo de Vimianzo.

En la categoría femenina, Teresa Castro (Vimianzo) no tuvo ningún tipo de problema para imponerse a sus rivales. Desde los primeros metros adquirió una ventaja que fue incrementando según se iban quemando los kilómetros. Completaron las plazas del podio Paula Trillo y Monse Solís, otras dos de las grandes favoritas al triunfo en Vimianzo.

En las categorías de base también los más fuertes impusieron su autoridad. El vencedor absoluto fue el cadete Antonio Luaces (Xaviña-Camariñas). Fue el primero en atravesar la línea de llegada, en una competición en la que estuvieron corredores juveniles, cadetes e infantiles. Desde los primeros metros Luaces puso tierra por medio para conseguir una clara victoria. En la categoría femenina, la primera en cruzar la línea de meta fue María Villaverde, de Vimianzo e integrante del club Terra de Soneira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

César Vázquez, de Zas, campeón