El plan de gestión de los Penedos, a licitación tras 12 años de espera

Cristina Viu Gomila
cristiNA vIU CARBALLO / LA VOZ

VIMIANZO

La Dirección Xeral de Patrimonio Natural anunció el proyecto para el enclave de Laxe y Vimianzo

30 abr 2021 . Actualizado a las 23:15 h.

Bajo la atenta mirada de O Coello e O Pallaso Triste (dos formaciones rocosas), la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, anunció este viernes la inminente licitación del plan de gestión de los Penedos de Pasarela y Traba, un paso por el que los concellos de Vimianzo y Laxe llevan esperando doce años, desde que fue declarado por la Xunta Paisaxe Protexida, en el año 2009. El momento elegido para dar la noticia fue la inauguración de una ruta de senderismo, con dos variaciones, que permitirá a los visitantes disfrutar de este enclave natural.

Belén do Campo explicó que será necesario al menos un año para poder concluir el plan, debido a los estudios que serán necesarios, sobre todo a nivel geológico. Explicó que en el proyecto se incluirán aspectos fundamentales como la protección del enclave y la comunicación, para su puesta en valor, y la divulgación.

Destacó la representante de la Xunta la importancia de que dos concellos, como los de Vimianzo y Laxe, trabajen de forma coordinada y explicó que para la elaboración del plan de gestión será fundamental la opinión de los gobiernos locales y, sobre todo, «da xente que poda aportar para a mellora deste espazo». Destacó que la idea es que lo mejor es que se trate de un proyecto «consensuado, para que perdure no tempo».

Ana Garcia

Un proyecto de dos concellos y en cuatro apartados

La ruta de senderismo por los Penedos de Pasarela y Traba es solo una parte de un ambicioso proyecto que ha unido a los concellos de Vimianzo y Laxe. En la inauguración del itinerario y sus variaciones participaron la alcaldesa Mónica Rodríguez y el regidor José Luis Pérez Añón, además de los concejales del área de turismo de los dos ayuntamientos y los técnicos que se encargaron del diseño del plan, María José Mato y Víctor Santos.

La apertura y señalización del itinerario es una parte de una iniciativa que tiene como finalidad la puesta en valor del enclave. Ahora, los dos equipos municipales trabajan en dos vertientes casi al mismo tiempo. Están inmersos en la mejora de la accesibilidad, lo que incluye varias iniciativas como la adecuación de un estacionamiento en el Cruce do Bañal, que es la entrada de una de las dos rutas circulares, probablemente las más requeridas por las dificultades que impone la lineal de conseguir un vehículo en cada uno de los puntos (Traba y Pasarela). Otra de las inquietudes es la mejora de algunos tramos en los que es necesario caminar sobre las rocas o facilitar el paso en la Torre da Moa, donde prácticamente hay que escalar con cuerdas.

Al mismo tiempo, los técnicos y los políticos están centrados en el apartado de la comunicación, en la creación de soportes digitales para dar a conocer los Penedos y en la edición de folletos. Todas estas acciones deberían desembocar en otra fase, que es la menos avanzada en este momento que es la de la homologación de la ruta por parte de la Federación Española de Montañismo.

Tanto la alcaldesa de Vimianzo como su homólogo de Laxe coincidieron en que recabarán de la Xunta y otras Administraciones las ayudas que sean necesarias para llevar adelante las iniciativas que tienen planteadas y que quedarán enmarcadas en el plan de gestión, que es el marco en el que de desarrollarán acciones tendentes a dar valor al paraje natural. Belén do Campo, por su parte, incidió en algo que los alcaldes ya tienen claro y es en el tirón que tiene una ruta como la que este viernes se inauguró. La importancia que puede tener a nivel turístico es uno de los asuntos que más interés despierta. Además, los dos regidores agradecieron y valoraron el trabajo realizado por los técnicos para abrir la ruta. La idea es continuar para localizar más formaciones rocosas.

Ana Garcia

Tres rutas de 35 formas rocosas

La ruta diseñada por los técnicos de los concellos de Laxe y Vimianzo son, en realidad tres. Todos ellos incluyen las 29 piedras señalizadas, en las que se pueden identificar 35 formas rocosas. Cada una de ellas tiene un dibujo que ayuda al visitante a interpretar los distintos modelos trabajados por la erosión.

Itinerarios

Lineal. Va desde Pasarela a Traba o viceversa. Tiene 6,2 kilómetros.

Circular desde Pasarela. Es el recorrido más largo, con 7,9 kilómetros.

Circular desde el Cruce do Bañal. Parte del municipio de Laxe y es la más corta, con 5,5 kilómetros.

Recomendaciones

Forma fisica. La ruta y sus variaciones son itinerarios de senderismo y no de paseo, por lo que tienen algunas exigencias. No permiten el acceso de personas con movilidad reducida o niños demasiado pequeños. Hay tramos con bastante desnivel. De todos modos, se trata de recorridos cortos asequibles para cualquier persona con una forma física aceptable, aunque hay partes altas que exigen prudencia.

Equipo. Es necesario para cualquier ruta de senderismo. Es muy importante llevar el calzado adecuado, además de ropa de abrigo en invierno y algo de comida y agua.

Cuidados. Es fundamental no caminar fuera del sendero diseñado, para evitar perderse y para el cuidado de la flora. También se pide a los visitantes que tengan cuidado con sus animales de compañía y que no hagan ruido o realicen acciones que puedan molestar a la fauna del entorno. Tampoco se puede hacer fuego o tirar basura.

Un tesoro

La Voz

Este es el camino. Poco dinero puede costar poner en valor un tesoro como los Penedos. Unos desbroces, una señalización, mucha atención y seguro que se convierten en un recurso turístico de primer orden en la Costa da Morte. Espacios similares en otras comunidades y en Europa reciben miles y miles de visitas. La ciudad encantada de la Costa da Morte no podía continuar cubierta de tojos y olvido. La gran acrópolis soneirana es un espacio de ensueño creado hace 300 millones de años, la gran herencia geológica que podemos disfrutar.

Seguir leyendo