El Concello de Vimianzo también presenta alegaciones contra el futuro parque eólico de Berdoias

Marta López CARBALLO / LA VOZ

VIMIANZO

A Rula

Reclaman que se proteja el patrimonio local y se respete la ordenación urbanística

04 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Al igual que han hecho diferentes entidades sociales y de divulgación, el Concello de Vimianzo también ha presentado alegaciones a la evaluación del impacto ambiental del futuro parque eólico de Berdoias. Pero si la Asociación Parroquial de Berdoias, el colectivo A Rula y el Semescom se refirieron al patrimonio que se vería afectado por el parque, el Concello -sin obviar estos aspectos- se ha centrado más en la vertiente técnica.

Consideran que antes de que se plantee la implantación de una infraestructura de estas características debe haber un proyecto sectorial en el que se recoja, por ejemplo, la protección del patrimonio. También piden las autorizaciones sectoriales que correspondan (Augas de Galicia, Dirección Xeral de Patrimonio...), así como que se respete el inventario municipal de caminos y vías públicas. Según explica la alcaldesa, Mónica Rodríguez, creen que hay ciertas afectaciones en este sentido que no están recogidas en el documento inicial.

Asimismo, piden que se tengan en cuenta no solo los numerosos elementos patrimoniales que hay en la zona elegida para construir el parque, sino también «as súas contornas de protección».

Resume el Concello, en sus alegaciones, que el parque eólico de Berdoias «non é conforme á ordenación urbanística» y que el impacto sobre el territorio es de una «enorme transcendencia». La alcaldesa le pide a la Xunta que sea «rigorosa» y recoja estas indicaciones en el posterior proyecto sectorial.

Iberdrola promueve esta infraestructura, que constará de 17 aerogeneradores. La mayor parte estarán en Vimianzo, pero también tocará algo de Muxía y Dumbría. Dos estaciones de arte rupestre, el dolmen Casota de Freáns o caminos culturales y de peregrinación, como el Vieiro Fidalgo, la Vía Mariana o el Camiño de Santiago, son algunos de los elementos patrimoniales que se verían salpicados.