«Hai que intentar facer algo, chegar aos clientes doutro xeito»

Cristina Landeira está al frente de un pequeño bar-tienda en Treos, en el municipio de Vimianzo. El covid también ha llamado a su puerta, pero implementa ideas para seguir manteniendo el comercio rural

Su PCR ha dado negativo, pero Cristina Landeira guarda la necesaria cuarentena en casa
Su PCR ha dado negativo, pero Cristina Landeira guarda la necesaria cuarentena en casa

Carballo / La Voz

Casa Landeira es un pequeño bar-tienda ubicado en el lugar de Treos, en el concello de Vimianzo, uno de los de mayor incidencia del virus en Galicia: la última cifra era de 161 positivos. Durante un mes, desde la medianoche del pasado sábado, la hostelería de este ayuntamiento deberá cerrar, pudiendo ofrecer comida para llevar. Es un golpe en el casco urbano y altera los hábitos del rural: «Aquí, en Bamiro ou en Serramo, o bar, dalgún xeito, é o centro sociocultural que hai», afirma Cristina Landeira, responsable del negocio familiar, abierto en el puente de diciembre de 1993 y en el que ella trabaja desde el 2007.

Cree que el cierre en estos momentos, viendo la situación sanitaria del municipio, «é o mellor que nos poden facer». Considera que noviembre no es el mes de más trabajo y que lo interesante sería salvar la campaña navideña, «poder facer algo do 20 de decembro ao 6 de xaneiro». Nadie asegura que vaya a ser así, pero tiene esperanza: «Imos intentar saír adiante: esta é unha situación que nunca antes se deu». Cristina es optimista «por natureza», y eso que el covid también le ha tocado a la puerta. El viernes 30 de octubre anunciaban el cierre de Casa Landeira por un positivo en el personal, así que, además de seguir el protocolo, bajaron la persiana y se fueron a casa. Su PCR ha dado negativo, pero está guardando en casa los diez días de cuarentena estipulados.

Tiene en mente abrir el negocio, ella, este miércoles. No el bar, ya que no se puede, sino la tienda. De momento tiene activado el servicio de pedidos a domicilio y la recogida concertada, como una cita previa, pero desde el miércoles abrirá unas horas, de 10.00 a 13.00. De 09.00 a 10.00 hará repartos y de 13.00 a 15.00 lo que se tercie, porque ofrecerán comida para llevar: «Os domingos faciamos callos e seguireinos facendo». «Na outra cuarentena xa funcionamos coa tenda así e conseguimos sobrevivir ata o 1 de xullo, grazas tamén ao ERTE para a nosa traballadora. Non sei como vai funcionar o da comida para levar, pero penso que hai que intentar facer algo, chegar aos clientes doutro xeito...».

Casa Landeira, por cierto, viene de ganar el concurso de televisión Negocios de familia. Su paso por el programa, defendiendo el comercio rural, se emitió el sábado 31, un día después del cierre por covid, y no han cesado ni las muestras del cariño ni las visualizaciones en las redes sociales. Cristina es operadora de cámara y asegura que esto de la televisión le gusta. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hai que intentar facer algo, chegar aos clientes doutro xeito»