Un vimiancés pone en marcha una empresa de desinfección de locales con ozono

Cándido Lema comercializa su sistema desde hace poco más de un mes

s. g.
carballo / la voz

Cándido Lema, natural de Carantoña, en Vimianzo, fundó la empresa GaliOzono System hace poco más de un mes. Con la llegada del covid-19, Cándido, que ya había trabajado anteriormente con el ozono y conocía sus aplicaciones, decidió crear la compañía: «Eu levaba tempo con esta idea e cando chegou a pandemia vino como unha oportunidade para axudar coa desinfección e propúxenlla a Andrés Vilariño, o meu socio», explica.

De esta forma empezaron a indagar más sobre esta sustancia y descubrieron a CosemarOzono, una empresa madrileña que lleva más de treinta años trabajando con el ozono. «Temos que ir da man deles porque nós, como empresa recente, teríamos que ter moitas certificacións e con eles podemos aplicalo sen problema e ter estes servizos», cuenta Cándido, que añade: «Somos como uns intermediarios entre Cosemar e os clientes da comarca».

GaliOzono es pionera en la zona con el sistema de desinfección que denomina 5.0. Los establecimientos que lo contraten contarán con un programa que realizará la desinfección diaria cuando el propietario lo vea necesario. Es importante que la esterilización se realice cuando no haya personas: «A carga que metemos ten que ser potente para chegue a desinfectar, como calquera biocida», explica el vimiancés. Lo que lo diferencia de otros biocidas como la lejía, es que es «altamente oxidante e non deixa residuos químicos». Cándido afirma que se está «demostrando que é unha forma ecolóxica que non xera residuos nin envases e chega a ser moi efectivo».

En la Costa da Morte, la desinfección con ozono se va implantando poco a poco, señala, puesto que su aplicación aún no es conocida por todos. La empresa de Cándido también realiza PCR previos a la desinfección. El restaurante A Marina de Camariñas es el primer local que le ha contratado este seguimiento y tiene instalado el sistema de desinfección 5.0. «Nós facémoslle un control PCR da superficie e analizámolo para coñecer a carga vírica que hai», cuenta Cándido.

La idea de formar la empresa apareció con el covid-19, pero el propietario ya lo tenía en mente desde hacía algunos años. Debido a una situación familiar, Cándido pasó varios meses yendo al hospital CHUAC, donde estaba expuesto a grandes cargas víricas. «Nun armario que tiña no piso elaborei un sistema de ozono. Cando viña do hospital ou tiña que ir a algún lado, sacaba a roupa que previamente gardara alí, e así estaba desinfectada», recuerda Cándido.

«Por moitas trabas que poñan, o ozono é algo natural»

La desinfección con ozono supone un sistema nuevo para muchas personas pero, como indica Cándido, cada vez lo descubren más negocios. «O ozono está recoñecido na Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos como biocida. Falta a avaliación de Alemaña e Holanda, pero posiblemente o rexistren pronto porque estase demostrando que é eficaz», cuenta el vimiancés, a lo que añade: «Tamén hai moitas investigacións nas que está probando que o ozono é altamente desinfectante co coronavirus». El negocio de los geles desinfectantes experimentó un auge con la llegada de la pandemia, al igual que otros componentes de esterilización. Cree que el ozono puede suponer un inconveniente para los químicos porque llega como una alternativa a esos geles, indica. «Por moitas trabas que poñan, o ozono é algo natural que está axudando a desinfectar moitos locais sen deixar residuos», dice Cándido. En la Costa da Morte «hai zonas nas que se está empezando a poñer ozono na auga para desinfectala», asegura Cándido, recordando que es necesario apostar más por el ozono, sobre todo en estos momentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un vimiancés pone en marcha una empresa de desinfección de locales con ozono