Las movilizaciones de los feriantes se extienden por la Costa da Morte

Vimianzo acogió ayer una concentración tras las protestas de Carballo y Cee del domingo


Carballo / la voz

Las críticas, movilizaciones y concentraciones por las reubicaciones y ampliaciones de los espacios públicos para la celebración de los mercadillos se extienden por la Costa da Morte.

Este domingo se recuperaron las de A Milagrosa de Carballo y la de Cee, pero solo a medias. Hubo protestas por el cambio de ubicación de muchos puestos. Los que se montaron lo hicieron tarde y muchos se volvieron a sus casas sin siquiera descargar la mercancía. El tiempo en estos casos tampoco ayudó.

Con estas medidas, los feriantes pretenden presionar a los concellos para recuperar sus antiguos emplazamientos, eso sí respetando las distancias de seguridad y cumpliendo con los protocolos exigidos por las autoridades sanitarias. Ayer el conflicto y las reivindicaciones llegaron a Vimianzo. María Yolanda Rodríguez Pena es natural de A Coruña y representa a la segunda generación de una familia que se dedica a la venta ambulante. Suele trabajar en los grandes mercados al aire libre de la provincia: Carballo, Vimianzo, Paiosaco, Ordes, Sada, Santiago, Arteixo, Curtis... Y en la mañana de ayer participó en una concentración, que se llevó a cabo delante del consistorio vimiancés, para exigir, junto con otro medio centenar de autónomos, el regreso del tradicional mercado de los jueves al emplazamiento habitual, que se cambió hacia el entorno de Agra da Trasariz durante la desescalada.

Temen, según su versión, que esta recolocación junto al centro de salud sea definitivo. «Cremos que o Concello aproveitou a pandemia do covid-19 para reubicarnos de forma definitiva nunha zona máis lonxe do centro de Vimianzo», argumentó Yolanda Rodríguez. Y se preguntó: «Por que pretendían reabrir o mercado en maio en plena fase cero, co que estaba acontecer, e agora trasládannos dicindo que é por seguridade?». Según los convocantes, «as medidas de protección son iguais. Iguais que nos centros comerciais, nas cafeterías... Nós, como vendedores, cumprimos coas normas e os protocolos de seguridade, non entendemos que agora se nos diga que é por seguridade porque nós xa cumprimos, os primeiros», explicó Yolanda Rodríguez, quien añadió: «O que si sabemos é que pasamos de estar no centro do pobo a un descampado. E quero recordar que en feiras máis importantes e de máis xente, como Ordes, Arteixo ou Sada regresamos á normalidade se ningún tipo de problema e cumprindo cos protocolos. Por que en Vimianzo non volvemos ao noso lugar de sempre? Sobre todo, cando xa se fala de posibles rebrotes para setembro e outubro».

La carballesa Noelia Conde también se movilizó ayer en Vimianzo. Y es de la misma opinión: «No nos hacen ni caso, quieren que nos quedemos aquí definitivamente. Para nosotros esta ubicación no tiene sentido».

Mónica Rodríguez habla de un «afán político do voceiro de Adiante Vimianzo»

La versión de la alcaldesa, Mónica Rodríguez, difiere bastante de los convocantes: «Sempre dixemos que era algo temporal. Hai seis semanas comprometinme, incluso por escrito, que regresarían ao seu lugar de traballo o 1 de outubro e mantéñome nese compromiso, tanto eu como o goberno de Vimianzo». La regidora volvió a esgrimir cuestiones de índole de seguridad sanitaria para mantener la feria de los jueves en el actual emplazamiento, en las inmediaciones del centro de salud y de la Casa da Cultura. «Para empezar non están nas aforas de Vimianzo. Segundo, porque cos requisitos esixidos por Sanidade, o emprazamento habitual impide que poidan traballar todos os vendedores. E o terceiro aspecto, e o máis importante, é que hai que priorizar á saúde dos veciños. Agora chegan os turistas e os emigrantes e hai riscos de aglomeracións, que é o que precisamente queremos evitar». Pero Mónica Rodríguez sospecha que detrás de estas movilizaciones hay algo más: «Cremos que hai un afán político do voceiro de Adiante Vimianzo [Manuel Antelo]».

En Carballo, la feria no se repetirá hasta el 12 de julio y el concejal responsable, Juan Seoane, ya anunció ayer que desde la oficina técnica estudiarán una nueva ubicación en A Milagrosa.

En Cee hay 40 autónomos que no están al día en el pago de las tasas, algunos cuatro y cinco años

En Cee son 150 los autónomos que suelen ir al mercadillo, que por razones de seguridad se habilita espacio en Domingo Antonio de Andrade, en un pequeño tramo de la praza da Constitución, en Lino Rodríguez Madero, en rúa Europa y frente a Facenda. La polémica en Cee tiene que ver con el impago de las tasas por el uso de los espacios públicos.

Según apuntaron fuentes municipales, unos cuarenta autónomos llevan varios trimestres sin abonar las tasas -unos 600 euros de media al año, según los metros cuadrados- y una decena de ellos llevan entre cuatro y cinco años sin pagar un solo euro. Por eso, el Concello ya ha negociado con ellos una serie de facilidades de pago con el objetivo de que se pongan al día a la mayor brevedad posible.

Muchas verdades

Es una gran verdad que las ferias dan vida a los pueblos. También es que los vendedores deben recibir el amparo de los organismos para desarrollar su actividad de forma digna y ganarse la vida en condiciones de igualdad con los demás emprendedores. No deja de serlo que también tienen derecho de manifestación. Como tampoco hay que negar que los concellos deben garantizar la seguridad y la salud. Y hay covid. Y es bueno que este cóctel de verdades no se agríe.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las movilizaciones de los feriantes se extienden por la Costa da Morte