«Se eu tivera unha filla enfermeira gustaríame que lle deran o mesmo trato»

Cuatro autónomos relatan los motivos por los que ceden sus instalaciones a los trabajadores


carballo / la voz

Ana Isabel Caamaño Domínguez dirige la parrillada Montevideo, un establecimiento hostelero de Vimianzo que se puso en marcha en 1974. Desde el día 25 de abril, sábado, ofrece de cenar a unas 25 trabajadoras de la residencia de mayores DomusVi. Unas empleadas que, de forma voluntaria, decidieron no regresar a sus domicilios tras confirmarse seis positivos en el centro de mayores por covid-19: cinco compañeras y un usuario, todos ellos «asintomáticos».

Ana Isabel Caamaño explicó los motivos que le han llevado a tomar esa decisión: «Non o pensas, simplemente dis que si cando cho propoñen. Se eu tivera unha filla enfermeira e lle sucedera o mesmo que a estas mulleres, gustaríame que lle deran o mesmo trato. Trátase de axudar, nada máis». El altruismo de esta hostelera no viene de ahora, sino desde que empezaron las restricciones a la movilidad, llevando el café diario a las empleadas del supermercado Gadis y al personal del consistorio: «Lévome moi ben coas traballadoras do Gadis dende sempre, e de súpeto, víronse sen café entón eu decidín levarllo cada día. Elas quixeron facer un bote para pagarme pero eu negueime. Hai que axudar, que é o que toca».

En la pensión Miñones de Baio se alojan cada día, y desde el pasado sábado 11 empleadas de la residencia de mayores vimiancesa. El negocio lo dirigen José María Miñones Sousa y su esposa, María Estrella García García. José María explicó cómo surgió la idea de ceder sus instalaciones para una buena causa: «Teño un fillo que é garda civil. O xefe do posto de Vimianzo falou con el sobre a posibilidade de deixar o hostal e accedín». Además de la cesión de las habitaciones, las trabajadoras de Domus Vi cuentan con una zona de ocio y descanso propia, «con neveira e zona de lecer». También colabora Rosalía Miñones Antelo, que dirige la pensión Santos de Vimianzo. El restaurante abrió sus puertas en 1987 y el hostal, en el 2005. «Chamáronme do Concello se quería, ou podía, colaborar e dixen que si porque hai que axudar no que se poida. Ofrecín dúas plantas da pensión, pero dixéronme que necesitaban só unha. Agora mesmo hai sete mulleres durmindo aquí». Y añadió: «Entregueilles unha chave e fíxenlles unha zona de descanso. E aínda que hai ascensor, creo que sempre van polas escaleiras por aquilo de evitar contaxios».

Albergue de Berdoias

El Concello de Vimianzo ha habilitado dos albergues municipales: el de Baíñas y el de Berdoias, aunque solo está funcionado en el Berdoias. La alcaldesa, Mónica Rodríguez, apuntó que son cinco las trabajadoras que se alojan en el establecimiento: «Temos que estar aí, axudando no que podemos e facilitar o traballo de toda esta xente, que é a que está na primeira liña de batalla contra o virus», argumentó la regidora.

Por su parte, Marcos Seoane, gerente del restaurante Río Sil de Carballo, que cuenta con hostal de tres estrellas, fue de los primeros 17 hosteleros de toda Galicia en ceder sus instalaciones a la Xunta de Galicia para acoger a personas que no tenían, ni tienen, donde descansar o de disfrutar de un buen plato de comida caliente cuando se encuentran trabajando: «Agora alóxanse cinco persoas, que na maioría dos casos dedícanse ao arranxo de maquinaria industrial, pero tamén pasan transportistas, viaxantes...». En su caso, tiene muy claro los motivos por los que accedió a ceder su establecimiento: «Nós vivimos todos os días destes clientes. Como negocio crecemos grazas a eles e o lóxico é que agora que son eles os que precisan de axuda, esteamos nós aí para axudalos no que poidamos».

Los cuatro autónomos consultados ofrecieron una versión similar. Todos tienen claro que ahora es el momento de arrimar el hombro. De pensar en lo prioritario, «que son as persoas» Lo que tenga que venir, vendrá, «pero o primeiro é o primeiro, axudar aos demais», insistió el empresario hostelero carballés Marcos Seoane.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Se eu tivera unha filla enfermeira gustaríame que lle deran o mesmo trato»