El río Grande tiene dos de sus tres instalaciones paradas


La producción de trucha en la zona cuenta con otros actores, que, evidentemente, no tienen nada que ver con los volúmenes de Tres Mares (3.500 toneladas al año y un 13 % de la producción española), pero que también atraviesan sus propias dificultades.

Aunque hay otras instalaciones en seco en polígonos industriales, el río Grande a su paso por Vimianzo es un ejemplo. Tiene tres piscifactorías a lo largo del cauce, de las cuáles únicamente una, de titularidad particular, está plenamente activa en estos momentos. Otra lleva años parada y roza ya el estado de abandono, mientras que la tercera, del grupo de Isidro de la Cal, que emplea a cinco personas, se encuentra en funcionamiento, pero ahora mismo está vacía porque se ve afectada por el expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a la compañía, según informaron ayer fuentes conocedoras de la instalación y de la situación de la empresa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El río Grande tiene dos de sus tres instalaciones paradas