As Barreiras está más poblado y podría ser anterior a lo previsto

Las excavaciones en el castro de Ogas, en Vimianzo, revelaron una nueva construcción


cee / la voz

Esta nueva campaña arqueológica desarrollada por el equipo de Tito Concheiro en el Castro das Barreiras, en Ogas (Cambeda) al pie de la AC-552, no para de producir sorpresas, y además relevantes, en el campo de la investigación histórica. La última de estos días es una nueva vivienda de planta redondeada, la sexta ya, que, en términos muy resumidos, se encuentra donde se suponía que no debía estar.

«Levo traballando aquí dende o 2010 e sempre hai algunha sorpresa. Aínda que existía a posibilidade de que estivese aí e podía aparecer non a esperabamos, porque criamos que era un corredoiro, unha gran acumulación de materiais», señala el arqueólogo, a quien el hallazgo de esta vivienda le obliga a replantearse en parte sus teorías sobre el yacimiento, porque indica que está mucho más poblado de viviendas de lo que él creía. «Isto certifica que está totalmente cheo, dende o centro cara á muralla. Estamos ante unha Santa Tegra en pequeno», destacada Concheiro.

Aunque tienen que esperar a los resultados de las pruebas del carbono 14 y otro tipo de análisis científicos, está fuera de duda que As Barreiras estuvo habitado desde finales de la Edad del Hierro, hasta el siglo I después de cristo. Ahora bien, el equipo estaba convencido de que su ocupación no se había prolongado demasiado en el tiempo: «uns 150 anos, non moito máis, unhas tres xeracións», pero esta hallazgo tiene particularidades que, quizás, digan lo contrario y obligan a ampliar esos plazos.

Y es que esta última casa con muros circulares se encuentra «amortizada», en términos arqueológicos. Es decir, pertenece a un nivel estratigráfico inferior, dejó de ser utilizada en su día y sobre ella se llevó a cabo nueva actividad constructiva.

Otro de los detalles que llama especialmente la atención en este nivel es la ausencia de material romano, lo que, según Concheiro, invita a reflexionar sobre la manera en la que se pudo producir la romanización y que «non todos os castros se comportaron igual», en cuanto a los intercambios comerciales y sociales. «Temos aquí unha pequena aldea gala no medio dunha chaira e nun ámbito urbano», bromeaba ayer por la mañana el arqueólogo.

Al margen de los últimos hallazgos, la importancia de As Barreiras a nivel divulgativo no para de crecer, porque en estos momentos -aunque hubo y hay otras muchas excavaciones de castros en Galicia-, ninguna se encuentra al pie de una carretera comarcal y como un bien de titularidad municipal en el que es el propio Concello el que impulsa la actuación arqueológica. «O que lle dá sentido á nosa profesión é que se proxecte cara a fóra, que chegue á xente», sentenciaba ayer Concheiro, que está especialmente orgulloso del plan de divulgación y muy agradecido con la implicación municipal. Una relación que ya viene de lejos, del 2010, y que seguirá el año que viene con otra campaña.

Un tesoro

El castro de As Barreiras es un gran tesoro. Una bendición para un Vimianzo que tiene varios elementos que obligan a una parada a cualquier visitante en la comarca. Un castro en vías de excavación es uno de los grandes atractivos culturales, históricos y turísticos. La excavación no hace más que multiplicar las expectativas. Cada palada de tierra que se retira es un descubrimiento, una nueva dimensión para el Vimianzo histórico.

Seguir leyendo

El equipo dirigido por Tito Concheiro encontró «a que era a navalla suíza da época romana»

Entre el material encontrado estos días por los arqueólogos en As Barreiras hay, por supuesto restos constructivos, pero también cerámica y un objeto verdaderamente llamativo, por lo que aporta a nivel cronológico y en cuanto a establecer lo que era la vida diaria en el castro. Se trata de una herramienta romana multiusos, que Tito Concheiro define como «a que era a navalla suíza da época romana», porque se utilizaba como «eixada, pico, macheta...»

Este y otros vestigios hablan del cambio de era del que fue testigos el castro de Ogas y también de «unha actividade agraria complexa» que, a cada nuevo paso dan los técnicos, queda más acreditada e incrementa la relevancia del yacimiento dentro del estudio del mundo castreño en Galicia. Un conocimiento, que en contra de lo que ocurre con otras excavaciones, va ligado a un completo plan de difusión, que pone los hallazgos al alcance del gran público y acerca la arqueología sobre todo a los escolares de toda la comarca.

Lee más

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

As Barreiras está más poblado y podría ser anterior a lo previsto