Cáritas de Cesullas, Neaño y Canduas, en Cabana, celebró ayer su comida anual. Comida, por primera vez, y no cena. Fue en A Lagoa (Salto-Vimianzo), con 263 asistentes, la actuación de Rocío Pérez y muchos regalos. «Foi un día redondo», confesaba la presidenta, María Jesús Varela González, quien lleva 15 años en el cargo y justo ayer anunció que lo deja, porque el relevo está asegurado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Éxito de la comida solidaria de Cáritas de Cabana