Las cantinas de los institutos van reabriendo a medida que la Xunta contrata a los adjudicatarios


Para esta misma mañana está prevista la reapertura de la cantina del instituto Maximino Romero de Lema en Baio. Ayer mismo, la adjudicataria, que es la misma del año pasado, firmó el contrato con la Xunta de Galicia. Si todo va bien, la recuperación de los servicios de hostelería de los centros es cuestión de poco tiempo.

En la Costa da Morte no habrá cambios con respecto a la gestión de las cafeterías, que en algunos casos son fundamentales porque no hay cerca ningún sitio en el que tomarse un café o comprar un bocadillo. Los alumnos del Monte Neme sufrieron el lunes la burocracia de la Xunta, ya que la empresa Gescor, que se ocupa de otros cinco comedores escolares en la zona, solo fue capaz de llevarles bocadillos empanada, yogur y agua.

El servicio lo prestaba la persona que llevaba el bar. En teoría se recuperará el servicio, pero las comidas de los lunes correrán a cargo de Gescor, aunque el equipo directivo todavía no ha sido informado sobre cómo se resolverá el caso.

En el Terra de Soneira de Vimianzo también saben que es cuestión de días. El director, Ricardo Rodríguez, explicó que llevará la cantina la misma persona que antes. «En la zona rural solo pujó el que ya estaba. Si saben que son los únicos, por qué hacen esperar», explicó.

Todos los responsables educativos coincidieron en asegurar que la falta de servicio se está llevando mal. Solo pueden salir de los centros los estudiantes de bachillerato y los mayores de edad. En algún caso instalaron máquinas con alimentos y bebidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las cantinas de los institutos van reabriendo a medida que la Xunta contrata a los adjudicatarios