Los nuevos parques eólicos traen dinero y muchas reclamaciones

Muxía y Vimianzo ingresarán casi 6 millones de euros en conjunto

.

CARBALLO / la voz

La Costa da Morte está de nuevo envuelta en una fiebre eólica que recuerda la de finales de los años 90 y principios de siglo, cuando se construyeron los principales parques de la comarca, que por número de molinos la convierten en una de las más importantes de Galicia. Era la segunda fase a aquella etapa pionera, incluso a nivel español, de finales de los 80.

La gran diferencia es que ahora los molinos son muchos menos, pero inmensamente más grandes y, por tanto, potentes. Una máquina de la nueva generación puede producir tanto como diez de las antiguas, con lo que se reduce (a medias) el impacto visual. Las inversiones siguen siendo elevadas, y una parte del pastel se queda en los concellos respectivos gracias a los impuestos por la construcción, instalación y obra, que convenientemente se han adaptado en los últimos años para adaptarse a una demanda que lleva diez años en punto muerto. Y eso es lo que conllevan las nuevas instalaciones: más dinero para las arcas públicas, pero también protestas, reclamaciones y mucha reuniones para llegar a acuerdos.

Algunas de las protestas son políticas, como las que En Marea realizó esta semana al parque eólico de Mouriños, entre Cabana y Zas, que califica como «un espolio do vento do PP, un exemplo perfecto dun modelo pensado para o beneficio das grandes empresas». Pero las principales reivindicaciones vienen de los propietarios de los montes, en busca, como ya ocurrió hace 15 y 20 años, de la mayor rentabilidad posible al uso de su suelo. Pedra Miñón, en Vimianzo (afecta sobre tofo a Tines), es un buen ejemplo. El día 8 de este mes ya se celebró una multitudinaria reunión en la Casa da Cultura, y para el lunes está prevista otra en el mismo lugar. La primera fue con el alcalde y el teniente de alcalde, y en la próxima estarán representantes de la empresa Greenalia.

Vimianzo también tiene otro parque eólico en marcha, el de Mon te Tourado-Eixe, que sumará a los ya existentes de Monte Redondo, en el monte Faro, y al singular (dos molinos) de Salto, que fue el primero de Galicia de esta características. Por los dos nuevos, el Concello prevé ingresar 1,8 millones de euros. Muy lejos de los 170.000 euros que reportará el de Laxe (muy protestado en su momento por el gobierno local), y desde luego del de Muxía, con casi 4 millones de euros de ingresos (una parte ya adelantada) aunque nada tiene que ver en número de molinos y extensión con los demás: 34 postes de 80 metros de alto y 80 de rotor; 73 millones incluida línea y subestación. Ya está terminado, tras 13 años de trámites y esperas.

Año y medio para entrar a funcionar

En la Costa da Morte hay varios parques eólicos en marcha, de los 34 autorizados en toda Galicia (son loa otorgados en las pujas el 16 y 17). Casi no hay semana en la que el DOG no publique anuncios de plazos de estos proyectos, sobre todo declaraciones de utilidad pública. Y no pueden quedar, como antes, en el limbo administrativo: hay 18 meses para que entren en funcionamiento, o por el contrario las empresas promotoras perderán los avales.

Una línea de alta tensión entre Coristanco y O Mesón do Vento

Los parques eólicos nunca llegan solos, ya que necesitan subestaciones eléctricas y líneas de alta tensión para evacuar la producción. El de Muxía, por ejemplo, conecta con la ya existente de Vimianzo. Y el de Campelo, con once molinos en Coristanco (y una franja de Santa Comba) lo hará con Mesón do Vento, en Ordes. No es una línea pequeña, ya que afectará a propiedades de los municipios de Coristanco, Carballo, Tordoia, Cerceda, Carral y Ordes. Y tampoco dará servicio únicamente al parque de Campelo, sino a los de Toural (entre Santa Comba y Coristanco, 21 megavatios en cinco aerogeneradores) y Bustelo (entre Coristanco y Carballo, 11 molinos para 46 megavatios). En total, algo más de 38 kilómetros de línea, para la que será necesaria una inversión de 7,7 millones de euros. El día 3 de este mes se publicó en el DOG la solicitud de autorización y necesidad de urgente ocupación. Los propietarios afectados por los aerogeneradores celebraron una asamblea el día 7 en el edificio de servicios múltiples de Coristanco.

Negociaciones

Gracias a las negociaciones, concellos de la Costa da Morte lograron importantes ingresos a cuenta de los parques eólicos. Al menos, cambiaron las ordenanzas del ICIO para tener base legal. Y los propietarios, por lo general, consiguieron aumentos a base de insistir. Los parques pueden gustar más o menos (hay determinados sitios en los que nada de nada), pero la legislación está de su parte. Así que hay que sacar el mayor rendimiento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los nuevos parques eólicos traen dinero y muchas reclamaciones