El proyecto de Vimianzo para el Castillo va desde unirlo al pueblo hasta que se financie por sí solo

El primer paso es la adquisición de dos parcelas en el entorno, según dio a conocer el Concello


Cee / la voz

El gobierno local de Vimianzo llevará al próximo pleno el inicio del procedimiento para adquirir mediante expropiación dos parcelas con calificación urbana en el entorno del Castillo. Una iniciativa que no es más que el primer paso significativo y la punta del iceberg de un proyecto bastante más ambicioso que, de concretarse, aspira a cambiar la manera en la que la capital de Soneira se relaciona con su fortaleza, la disponibilidad de espacio de ocio para los vecinos e incluso los usos de este Bien de Interés Cultural (BIC) hasta el punto de que se haga sostenible por sí mismo.

La idea, que es algo así como un plan director, viene de los contactos establecidos en distintas actividades algunas de ellas recientes y otras no tanto con especialistas en turismo, urbanismo, patrimonio, comunicación,... que, como explica el alcalde, Manuel Antelo, todos coinciden al señalar que este patrimonio está claramente infrautilizado. Cita por ejemplo que a ninguno le entra en la cabeza que un bien en este estado de conservación se pueda visitar sin aportar un solo euro, o que tenga una representación muy inferior a otros enclaves mucho peor conservados en obras documentales y de ficción.

De ahí que Antelo explique que «non se trata de ningunha arroutada», motivada por las quejas derivadas de que se cerrasen estos espacios privados durante la fiesta del Asalto, lo que limitó el aforo y provocó quejas. Responde a un proyecto mucho más amplio y pensado, que incluye también la incorporación al patrimonio público de otras propiedades, aunque el resto en su mayoría -todas pertenecieron al Castillo en algún momento- son de tipo agrario, con lo que tienen menor valor que estas dos que pretenden conseguir en un primer momento. El recurso a la expropiación que tienen la Administración municipal en este caso se activa después de constatar, como dice el alcalde, la falta de voluntad de una parte de los propietarios que, en cualquier caso, podrán acogerse a los procedimientos negociadores que marca la ley y en todo caso recibirán por su propiedad un precio justo legalmente fijado.

A partir de contar con los terrenos e incluso con otras iniciativas las expectativas son múltiples, porque el Concello de Vimianzo aspira incluso a una relación mucho más ambiciosa con la Deputación respecto a esta propiedad. Hay incluso un proyecto importante en negociación que debería concretarse, probablemente, en el próximo pleno provincial.

Proyecto hostelero

Lo que quiere el gobierno local, como sintetiza Antelo, es conectar la fortaleza «coa vila, co río, co muíño... gañar espazo de esparexemento para os veciños e tamén para a festa do Asalto». Todo ello sin que el Castillo pierda para nada su vocación de atractivo turístico principal para Vimianzo y para toda la zona. De ahí que esté prevista una nueva musealización, reubicación de servicios, creación de una especie de salón de actos para distintas actividades, la adecuación de una tienda de productos turísticos, un control de acceso,... y una dotación clave: «un proxecto hosteleiro singular», que puede ser en forma de restaurante o alojamiento, que sirva para la fortaleza resulte sostenible por sí sola y siga conservada y accesible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
43 votos
Comentarios

El proyecto de Vimianzo para el Castillo va desde unirlo al pueblo hasta que se financie por sí solo