Las fortalezas y los privilegios feudales también se derriban a base de sonrisas

Asalto ao Castelo | La rebelión irmandiña sorprende en clave de humor con un gran montaje que no estuvo al alcance de todos


cee / la voz

En clave feminista, desenfada, burlona... casi de ópera bufa. Así asaltaron este año los irmandiños de Vimianzo -y de toda la Terra de Soneira y alrededores porque la representación cada vez es más inclusiva- el Castillo de los Moscoso, emulando las revueltas campesinas del medievo. Una mujer (o dos más bien) fue la encarga de encarnar el espíritu del levantamiento con su regreso después de haber sido quemada por brujería para transmitirle el poder al joven líder de los sublevados. Y también otra mujer le puso cara al mal, a la represión y al poder para matar impune a la representación de la justicia popularmente elegida.

Así, con mucho fuego, momentos de gran fuerza visual y emotiva, como el alzado del ariete para dirigirse a la fortaleza, e incluso con teatro de sombras dándole forma al poder campesino quedó una representación, netamente amateur, más que lograda, que, pese a revivir momentos de gran tragedia, lo hizo arrancándole al público numerosas sonrisas y también aplausos.

En ese clima burlesco, al grito emblemático de «lume», secundado con numerosas antorchas, la comitiva enfiló la fortaleza. Lo que ocurrió dentro, al margen de la consabida victoria irmandiña, ya toca imaginarlo, porque fueron miles las personas que se quedaron inmovilizadas sobre el asfalto de la AC-552, con la esperanza vana de acceder a un foso, esta vez con aforo muy reducido, y mientras trataban de seguir el espectáculo por una pantalla en la que la imagen, y sobre todo el audio, falló hasta el punto de la más absoluta ininteligibilidad. De ahí que, quien más quien menos, pusiese rumbo adelantado a los conciertos. La calidad musical de Inmaculate Fools no logró conectar todavía con los ánimos del grueso del público, pero si lo hizo Amparanoia, que empezó a despegar definitivamente a la gente de las barras y, sobre todo, según cuentan los que se quedaron hasta el final; Terbutalina, que cada vez son ya más conocidos en la zona y, aún sin el tirón de Heredeiros del año pasado, le pusieron un gran broche de oro al Asalto.

Un joven de Muxía fue atropellado ya de madrugada por un conductor que se dio la fuga

Cuando ya la fiesta prácticamente estaba de recogida sin que se produjese incidente grave alguno que reseñar tuvo lugar un siniestro de tráfico en el cruce de Camariñas, que pudo derivar en consecuencias bastante trágicas. Un joven de Muxía fue alcanzado por un vehículo y el conductor que lo manejaba siguió su camino sin detenerse. Las personas que avisaron al 112 a las 06.10 horas alertaron de que la víctima sufría heridas graves. Sin embargo, fuentes policiales explicaron ayer por la tarde que ya había recibido el alta hospitalaria.

Compañeros del afectado habrían identificado a posteriori en Vimianzo el vehículo en cuestión, aunque el propietario, un joven de la localidad, negó cualquier implicación en los hechos, con lo que el asunto está en manos de la Guardia Civil de Tráfico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las fortalezas y los privilegios feudales también se derriban a base de sonrisas