Deseo eterno


Una de las palabras más veces repetida en los cementerios es paz. Sin embargo, en Baíñas no descansan. Y menos en paz, en cuanto a los camposantos se refiere. Una hoja que se mueve en cualquiera de las dos necrópolis ya es motivo de controversia inútil. Ahora es un desmonte. El runrún no cesa entre los parroquianos, que ven como una intromisión en el dominio del cementerio la extracción de escombro. La paz, ese deseo eterno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Deseo eterno