Xunta y concellos invierten más de 300.000 euros en turismo

La iluminación del paseo de Langosteira y la recuperación del centro de Buño son las obras más destacadas

.

cee / la voz

Aunque puedan parecer cantidades irrisorias, sobre todo por las necesidades que hay y lo que el turismo aporta ya a la economía de la Costa da Morte, las últimas ayudas concedidas por la Xunta, unidas a las aportaciones que tienen que realizar los concellos van a inyectar unos 362.000 euros en el sector, fundamentalmente en actuaciones de señalización, mantenimiento y valorización de bienes, pero también en contratación de personal para información o apoyo a algunas de las fiestas más emblemáticas.

El delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, que visitó ayer Vimianzo para participar en las labores que está llevando a cabo la CMAT para desarrollar el plan estratégico para la comarca, detalló estas ayudas que, en el caso concreto de lo que pone la Xunta suman 239.772 euros.

Entre las actuaciones financiadas destacan especialmente, por su cuantía y por la necesidad a la que dan respuesta: la iluminación del paseo de A Langosteira (Fisterra), la recuperación del centro comarcal de Buño (Malpica), o la mejora de los accesos y la señalización en Ponteceso, Muxía o la cascada de O Ézaro. En cuanto a las fiestas que se subvencionan, con 3.000 euros de la Xunta cada una, están las que cuentan con la declaración de interés turístico de Galicia.

El sector de Fisterra pide apostar por la calidad, la sostenibilidad y la convivencia con los vecinos

La Asociación Sector Turístico de Finisterre, por medio de Ángel Rivas, le hizo entrega al alcalde y concejal de Turismo, José Marcote, del plan esbozado por la entidad en base a las encuestas realizadas entre sus asociados, de cara a las acciones público-privadas a acometer y a la redacción de Plan de Turismo de Fisterra, que está elaborando una empresa consultora. El encuentro, según explicó Rivas, sirvió para poner en común con el regidor algunas de las cuestiones que más interesan al sector. La entidad se interesó por el convenio entre el Concello y la Cofradía, mientras que Marcote le mostró la intención de que las asociaciones se impliquen más en el proyecto del Castillo de San Carlos. También abordaron la implementación de una campaña de turismo sostenible, con incremento de la recogida selectiva de residuos, aunque en lo que más se pararon fue en las divergencias mantenidas con Portos, que, en muchos casos, son compartidas por los Ayuntamientos y los profesionales del turismo. El objetivo final, en términos muy resumidos, es que Portos corrija las deficiencias que existen para que el puerto haga honor a la calificación de grupo A que tiene o, en caso contrario, que se baje esa calificación y con ello las cuotas que hay que abonar, por ejemplo para las terrazas. El Concello está haciendo su propio trabajo con la Fegamp, junto con otros municipios en circunstancias parecidas, y la asociación se comprometió a recabar de la cofradía los datos de como se ha reducido la actividad pesquera y el número de barcos, así como detallar las deficiencias detectadas para empezar entre todas las partes a reclamar ante Portos.

En cuanto a las potencialidades y necesidades detectadas por los profesionales y las acciones que proponen aparece muchos asuntos ya conocidos pero también algún enfoque novedoso.

Retos. La apuesta va hacia un turismo de calidad y variedad que «priorice el orden y la sostenibilidad», aprovechando «nuestro estilo de vida, nuestro potencial creativo, así como nuestra propuesta cultural, gastronómica y paisajística» sin que las personas que viven «día a día» en Fisterra «se sientan desplazadas».

Diferenciadores. Proponen los productos del mar como eje gastronómico fundamental, por lo que aspiran a una mayor formación del sector para dar valor añadido «al que ya de por sí tiene el producto». Quieren poner en el centro la cultura y las tradiciones fisterranas: Semana Santa, Carnavales, pero también propuestas más recientes como el Festival Folk Fin do Camiño o el Fisterra Blues Experience.

Prioridades básicas. Piden en primer lugar puntos de información, atender las necesidades del Camino y apostar por el aprovechamiento gastronómico, para impulsar también el mar, así como potenciar las tradiciones y festivales. A partir de ahí inciden en el Patrimonio, las rutas de BTT y senderismo, el surf y el turismo náutico y de naturaleza.

Nichos. Consideran que el foco debe ponerse en el mercado comunitario, el anglosajón y el asiático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xunta y concellos invierten más de 300.000 euros en turismo