La conciliación lastra las opciones de las mujeres para encontrar trabajo

El plan de empleo de Vimianzo detecta las dificultades de las cargas familiares

.

carballo, cee / la voz

En torno al 70 % de los desempleados en la Costa da Morte son mujeres y hay varios motivos que lo explican, de tipo social, formativo,... pero existe una causa que destaca por encima de todas, como han tenido ocasión de comprobar de primera mano los técnicos en el Programa Integrado de Emprego destinado a 85 mujeres de Camariñas, Vimianzo y Muxía, que se desarrolla en estos momentos con ayuda de la Dirección Xeral de Orientación e Promoción Laboral. Se trata de la conciliación y las cargas familiares.

Por más que la sociedad de la comarca de hoy no es la de hace dos décadas, queda un mundo por avanzar en este aspecto y, como dice la ADL de Vimianzo, Rosa Sánchez, existen «verdadeiros problemas» entre aquellas participantes que tienen que cuidar «fillos, maiores, dependentes,...», porque este tipo de cuestiones familiares siguen recayendo de manera muy mayoritaria entre las mujeres.

Así se observan grandes diferencias entre las alumnas que disponen libremente de su tiempo y las que están sujetas a otro tipo de responsabilidades. En el programa en sí esto tiene unas implicaciones limitadas, porque cuentan con herramientas para paliarlo, pero en el mercado laboral real se convierte en un auténtico hándicap.

Por lo demás la iniciativa está siendo todo un éxito formativo, orientativo y de inserción. De hecho, el objetivo final es que 30 de las 85 participantes encuentren trabajo y, aunque el programa acaba el 30 de noviembre, ya hay insertadas una veintena, bastante más de lo que los técnicos esperaban tener conseguido a estas alturas del año.

«As empresas comezan a darse conta e a ofrecer medias xornadas»

La Axente de Desenvolvemento Local (ADL) de Vimianzo, Rosa Sánchez, una de las personas que más sabe de empleo en la zona y que participa directamente en este programa, al margen de las dificultades de conciliación, también detecta que «as empresas comezan a darse conta e a ofrecer medias xornadas», sobre todo en hostelería, que es donde existe una mayor demanda y también están las dificultades más grandes para cubrir puestos.

«Mentres fago isto sempre pode aparecer algo que che interesa»

Diana Andrade, de Pasarela, Vimianzo, tiene 34 años y hasta hace un año trabajó siempre como diseñadora en una imprenta. Cuenta que actualmente está en paro y que decidió apuntarse a este curso porque le ayuda «a ver novas orientacións de cara o futuro». Así, estos talleres permiten a esta vimiancesa conocer las herramientas para intentar encontrar un empleo a largo plazo. «Mentres o fago, sempre pode aparecer algo de interese», dice.

«Te dan las ideas y ayudas necesarias para encontrar trabajo»

Zakiya Sraoulou, natural de Marruecos, tiene 42 años y vive en Vimianzo desde hace aproximadamente cuatro. La llamaron para participar en el programa y le pareció una opción interesante. Actualmente solo cobra la Risga, por lo que no dudó en apuntarse a este curso cuando se lo propusieron. «Está bien porque te dan las ideas para ver si quieres hacer una cosa u otra y la ayuda necesarias para encontrar trabajo», explica.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La conciliación lastra las opciones de las mujeres para encontrar trabajo