Ventura Andújar, de Tufións a Argentina, y no sin atrancos

En 1936 fue detenido y acusado por los sublevados franquistas de rebelión militar por los sucesos acaecidos en los días 18 al 25 de julio en A Ponte do Porto


Ventura Andújar Méndez nació sobre el 1907 en Tufións-Cereixo, Vimianzo. Chófer de profesión, en 1936 fue detenido y acusado por los sublevados franquistas de rebelión militar por los sucesos acaecidos en los días 18 al 25 de julio de 1936 en A Ponte do Porto y condenado a cadena perpetua. De la cárcel de A Coruña, en junio de 1937 fue trasladado al penal de San Cristóbal, en Pamplona, y quedó en libertad condicional en junio de 1941. Nueve años más tarde, y después de superar un sinfín de atrancos por su pasado republicano, Ventura logró salir de España al embarcar en Vigo en el vapor Salta y llegar a Argentina el 28 de abril de 1950, radicándose en la localidad de Villa Soldati, en la capital federal del país austral. Tenía 44 años y estaba casado, pero de él, como de otros muchos, no podemos contar lo que hizo -aunque suponemos que trabajó en algo relacionado con su profesión de chófer-, ni qué pasó por su cabeza cuando sintió la liberación de no estar marcado por su pasado «rojo». Tampoco tenemos una imagen que lo evoque... A los dos años de su llegada, el 15 de enero de 1952 arribó en el vapor Córdoba a Buenos Aires su hijo José Andújar Varela, nacido en Tufións en 1937, para domiciliarse con su padre, un motivo más para seguir peleando. Pasado el tiempo, Ventura Andújar Méndez, el antiguo represaliado por el régimen franquista, falleció en la Argentina en los últimos años de la década de los 60, o primeros de los 70, del siglo XX. El Juzgado Nacional en lo Civil número 18 de Buenos Aires, citó el 3 de agosto de 1972 en el Boletín Oficial de la República Argentina a sus herederos y acreedores, dato que refleja que estaban preparando los trámites de su herencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ventura Andújar, de Tufións a Argentina, y no sin atrancos