Los vecinos de O Sisto de Baíñas llevan tres años con los cables de teléfono tirados por los suelos

Denuncian averías constantes y precariedad en el servicio


cee / la voz

Desde el martes pasado están directamente en el suelo, pero los vecinos de O Sisto, en la parroquia vimiancesa de Baíñas, llevan ya unos tres años con el tendido telefónico caído, estirado y generando todo tipo de problemas, porque se engancha en los vehículos, se rompe y eso provoca averías y falta de servicio constantes. «Somos nove casas e penso que hai oito teléfonos fixos, nós na empresa temos tres ou catro liñas e hai moitos días que os técnicos teñen que vir ata dúas e tres veces. Iso si, veñen rapidamente, pero o que fan é parchear e volve romper», explica Vicente Domínguez, de Productos Cárnicos Domínguez, para quien la explicación de tantas deficiencias está clara: «En vez de poñeren unha mangueira como é debido, desas gordas, recuberta, que aguanta e non estira, poñen cable dese do de pegar nos pinchóns das casas, que o alongas coa man e, claro, toca no chan, engánchase nos espellos dos coches, arríncase a caixa...».

Domínguez explica que han puesto numerosas reclamaciones, pero el asunto sigue sin solucionarse, porque los técnicos llegan, realizan el trabajo que tienen asignado, pero el problema de fondo no se arregla, lo que para ellos particularmente supone un perjuicio importante. «Non sei exactamente, pero podemos andar nas 300 chamadas ao día, porque dende aquí tamén facemos televenda. Moitas veces córtase, tes que volver a chamar ao cliente... e de Internet xa non falemos, porque en teoría temos tres megas, pero penso que non debe chegar nin a un», se queja el empresario.

Desde Telefónica señalan que su departamento de Planta Externa, que es el que se encarga de estos temas, no tenía conocimiento de la situación, pero ya se lo han trasladado. «La previsión es que en un plazo máximo de dos meses esté resuelto», aseguran.

Llamar al 900111002

Lo que ocurre habitualmente, según la compañía, es que los clientes, por desconocimiento de como funciona el sistema, llaman al 1002 como si se tratase de una avería. Se coteja que el abonado está sin servicio, «pero si se comprueba y no hay avería, la petición no progresa». Para notificar cualquier incidencia sobre la infraestructura de Telefónica, y sobre todo si se trata de un caso de peligro, hay que llamar al 900 111 002 y cuando el sistema pregunta cuál es el número de teléfono que tiene la incidencia, volver a marcar el 900 111 002. Así da paso a la atención por parte de un agente, que toma nota del aviso y lo marca como peligroso en caso de la situación referida así lo requiera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los vecinos de O Sisto de Baíñas llevan tres años con los cables de teléfono tirados por los suelos