La primera fue muy bien y la segunda, ayer, tampoco pudo ir mejor. La Foliada do Río Grande, en Vimianzo, organizada por los grupos de baile de la asociación Neira Marcos de Salto, presidida por Teresa Ferreira, y de Airiños do Río Grande de Pasarela, permitió ver un auditorio lleno y un espectáculo ameno. Sobre el escenario, pases más tradicionales, con Argazo de Baldaio y Abaladeiras de Muxía, y también otro tipo de danza, del estilo Rey de Viana, como fue el caso de Airiños do Río Grande y Foliada de Salto. Paula Mouzo, presidenta de la primera entidad, destaca el trabajo del profesor Iván Villar: «A alma deste festival é el». Tanto como coreógrafo, manifiesta, como a la hora de diseñar escenografía: la de ayer era realmente vistosa, bonita, con palés, proyección de fotografías...

Mouzo también da las gracias a los bailarines y a sus familias, así como a las asociaciones invitadas (Abaladeiras y Argazo) y al Concello, que ayudó económicamente y con personal, a mayores de ceder las instalaciones de la Casa da Cultura, «que son todo un privilexio». Por orden, fueron saliendo al escenario Airiños do Río Grande, Foliada de Salto, Argazo de Baldaio y Abaladeiras de Muxía. En esta última formación, de hecho, cayó la suerte. A través de rifas se sorteaban unos zuecos tradicionales y le tocaron a una de las componentes. El éxito de la velada de ayer hace ya pensar en una tercera: «Seguiremos traballando para conservar os nosos bailes e a nosa tradición», dijo Paula Mouzo, que destacó también el papel de chicos como Martín y Pablo. Su ejemplo bien podría animar a muchos otros a incorporarse al baile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El éxito de la segunda Foliada do Río Grande avanza una tercera