Treinta personas siguen afectadas por el brote de gastroenteritis de Corme

El Concello de Ponteceso sacará esta semana a licitación las obras en las tuberías


carballo / la voz

El Concello de Ponteceso y la Asociación de Veciños Eduardo Pondal de Corme mantuvieron ayer la reunión que esta última entidad solicitó a finales de septiembre para tratar el brote de gastroenteritis que sufrió la población en ese mismo mes por una conexión irregular de la traída principal al tanque de tormentas, en A Ribeira. En la misma se trataron tres puntos y salieron dos datos en clave.

El primero y más importante: una treintena de personas, de las seiscientas afectadas «polo menos» que le constan a la asociación por las distintas quejas que fueron recogiendo, aseguró el presidente Antón Vidal, continúan padeciendo síntomas en el estómago arrastrados por la crisis sanitaria sufrida entre los días 22 de septiembre y 4 de octubre.

El segundo consiste en que el Concello sacará esta semana a licitación las obras en las tuberías cifradas en 122.000 euros que fueron aprobadas en el último pleno con el apoyo de APIN. Así lo confirmó el alcalde, Lois García. En realidad, se aprobaron varias medidas para mejorar la red de abastecimiento de Corme por un importe mayor, pero estas son las más urgentes. Consistirán en la sustitución de las canalizaciones de fibrocemento, entre otros procesos. Y es que algunas tienen 51 años de antigüedad, aseguró el regidor. Para ello, se acortarán los plazos de ejecución «á metade» para «a tranquilidade de todos».

La asociación de vecinos pide hacer un seguimiento a los todavía perjudicados

La reunión fue para intercambiar la información disponible entre ambos entes. El Concello informó a la asociación, a mayores de que se habían puesto en marcha las medidas aprobadas en el pleno y de que la Deputación le había ofrecido ayuda para hacer frente a la mejora de la red de abastecimiento, de que sigue abierta una investigación oficial «bastante rigurosa» por las «autoridades competentes» para tratar de esclarecer los hechos. Este es el punto que más interesa a los vecinos, aseguró Antón: «A xente quere saber que pasou realmente para quedar tranquila dentro do que cabe, pois a día de hoxe, aínda que está garantido que a auga da traída é potable, moitos seguen sen bebela porque desconfían».

No obstante, en el aspecto que más énfasis pusieron los representantes de la asociación fue en solicitar a Sanidad que se haga un seguimiento de las personas que todavía a día de hoy siguen padeciendo síntomas a causa de los vómitos, la diarrea, la fiebre y la pérdida de apetito sufridos intensamente durante una semana. Son, en su gran mayoría, personas de elevada edad, aseguró Vidal. El alcalde tomó nota de esta petición; recordó que tanto la empresa concesionaria del servicio, como Sanidad y un laboratorio externo siguen haciendo analíticas, y recomendó a esta gente afectada que, ante cualquier malestar, acuda a la Atención Primaria.

En todo caso, fue un encuentro cordial en el que ambas instituciones quedaron satisfechas, aseguraron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Treinta personas siguen afectadas por el brote de gastroenteritis de Corme