Un informe confirma el enganche de la traída de Corme al tanque de tormentas

El documento fue realizado por el técnico municipal el pasado día 1 de octubre


Carballo / La Voz

Un enganche de la traída municipal al tanque de tormentas ha sido la causa que provocó la gastroenteritis masiva ocurrida en Corme entre el 22 y el 29 de septiembre. Así lo confirma un informe municipal, elaborado por Ernesto Fernando Calvo Pérez, ingeniero de edificación y arquitecto técnico municipal del Concello de Ponteceso.

La investigación se llevó a cavo a primera hora de la mañana del martes, día 1 de octubre, con el fin de comprobar las condiciones en las que se encontraba la acometida de la red de abastecimiento, justo en el punto de intersección donde se ubica el tanque de tormentas de la red de saneamiento, en la zona de A Ribeira de Corme.

«Una vez realizada la inspección se ha podido comprobar que la red de abastecimiento de aguas en dicha caseta no dispone de válvula antirretorno ni en la red interior de la propia caseta, ni antes o después del contador de agua», lo que indica, a juicio del técnico municipal, que, si por cualquier motivo, «cuando se deja tener presión, o menos presión, por la entrada, no existe ningún elemento de cierre que, por la propia contrapresión de la línea, evite el retorno del fluido, o para el caso que nos ocupa, se evite la contaminación de las aguas de abastecimiento con algún tipo de virus o bacteria que se encuentre en la red de aguas residuales».

El técnico confirmó en su escrito que existía una conexión de la traída municipal al tanque de tormentas. En una situación normal, esta anomalía no generaría problemas porque la presión de la red de abastecimiento es muy superior a la de la del saneamiento.

El problema se produjo en torno al 20 de septiembre cuando hubo varias roturas de las canalizaciones -de fibrocemento- de suministro en Corme. Al cortar el servicio para arreglar los daños, la presión bajó y las aguas fecales entraron en la red principal de la traída.

En los análisis realizados por el laboratorio de Saúde Pública y la propia concesionaria del servicio municipal se detectaron contaminación por norovirus y microbiológica de origen fecal. En los resultados obtenidos por la compañía que lleva la red pública también se apreció la presencia de bacterias del mismo origen.

Una vez confirmado el error en esa acometida, el alcalde, Lois García Carballido, dijo que su «prioridad absoluta» y la de su ejecutivo es la reparación urgente en aquellos puntos en los que existe riesgo elevado de rotura (21 en total desde el 2017). Una vez subsanados, el Concello iniciaría el plan b: «Arranxar a rede municipal da traída, substituír todas as canalizacións de fibrocemento, algunhas delas con 51 anos de antigüidade por outras novas que aguanten a presión».

El mandatario dejó claro que no iba «a escatimar os fondos precisos para arranxar o problema». Tampoco descartó la posibilidad de que haya algún tipo de compensación económica para los vecinos de Corme como consecuencia de este brote masivo de gastroenteritis -más de un centenar de casos confirmados-, aunque no precisó ni cuantía ni posibles plazos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un informe confirma el enganche de la traída de Corme al tanque de tormentas