carballo / la voz

El día no pudo amanecer de mejor forma para una prueba como la travesía a nado de Balarés, celebrada este domingo, que se presta a disfrutar de la naturaleza, ya no solo del mar, protagonista indiscutible, sino del entorno paradisíaco que lo rodea perteneciente a los concellos de Ponteceso y Cabana. A las siete de la mañana, ya estaban los ocho directivos de la Agrupación Deportiva Abellariza, organizadora de la cita, acompañados por unos veinte amigos y familiares «que siempre ayudan», dice el presidente, Miguel Cousillas, montando carpas, mesas y demás mobiliario, necesario para el perfecto desarrollo de la prueba. Pero no fue hasta las 11.30 horas cuando se produjo la salida de la distancia larga, de 3.200 metros, con partida y meta en el arenal pontecesán. Media hora más tarde, fue el pistoletazo de salida del trayecto corto, de 1.600 metros, desde Area das Vacas, en Cabana, dirección a Balarés.

Si ya los 138 nadadores llamaban la atención en medio de la ría de Corme y Laxe como si de gaviotas se tratase (hubo muy pocas bajas de la cifra récord de 155 inscritos y cero abandonos e incidentes), tampoco pasaron desapercibidos los aficionados que bien desde la propia arena, los merenderos o, incluso, desde la terraza animaron: «Hubo más público que nunca», afirman desde la asociación local. Por todo ello, Abellariza se anima a asegurar que su travesía se está consolidando, siendo esta tercera edición un tremendo éxito. Y todo ello, pese a que cada año son más las pruebas incluidas en el circuito Travesía Costa, el mayor en aguas abiertas en Galicia.

Mucho nivel

Manuel Regueiro, del Club Natación Arteixo, un gran conocido de este circuito, venció en la distancia larga con un tiempo de 42 minutos y 43 segundos: «Me sentí muy bien, pues el mar estaba relativamente bien para los que estamos acostumbrados a nadar este tipo de pruebas. Solo había algo de mar de fondo», comentó.

Por su parte, Marta Eirís, del Club Natación Coruña, resultó la campeona absoluta de la distancia corta (25:04), algo que no suele ser muy habitual y que es el primer ejemplo de que las mujeres tomaron el poder en esta travesía. Ella fue una de las participantes más jóvenes. Entre las más veteranas, estuvo Carmen Bermúdez, vecina además, cuya edad no fue impedimento para concluir la prueba. Además, logró no ser la última en cruzar la meta. Pero para quitarse el hipo también está el caso de una mujer que informó por el megáfono de que participó, pese a tener que pasar por quirófano al día siguiente.

También hubo rostros conocidos como el físico Jorge Mira, que logró subirse al tercer cajón de los máster 40. El de Baio incidió sobre el nivel de los participantes de este año: «As travesías están tendo un auxe semellante ás carreiras populares hai cinco anos. Iso nótase no nivel, que aumenta cada ano. O deste foi incrible». Los representantes de la zona, que fueron muchos, dieron la talla, colándose, incluso, en varios podios.

Otra idea pusieron sobre la mesa los nadadores: «Recomendo a todo o mundo nadar, xa sexa nunha piscina ou no mar, porque é moi bonito», expresó una participante. «La sensación de nadar en el mar es maravillosa. Te relaja, te distrae y disfrutas del entorno», comentó otro.

Próxima parada

Algo curioso fue que la mayoría de los deportistas ya tenían la mente puesta en Malpica y en la Travesía Sisargas, que se celebrará el domingo día 11. Es la prueba reina de este circuito, la más difícil y, como consecuencia, espectacular. Este año todavía lo será más con la opción de hacer 8.000 metros con ida y vuelta a las islas. Las inscripciones aún están abiertas, aunque ya quedan pocas, en www.travesiacosta.com.

Una paella elaborada por la sección chef de Abellariza puso el colofón a una inmejorable jornada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las mujeres tomaron el poder en la travesía a nado de Balarés