Del «aínda estamos coa boca aberta» al «non teño nin idea do que haberá»

26M: Las reacciones | García Carballido y Pérez Añón aún digieren su inesperada victoria electoral en Ponteceso y Laxe, respectivamente


Carballo / la voz

La sorpresa saltó a ambos lados de la ría de Corme y Laxe, Xosé Lois García Carballido y José Luis Pérez Añón continúan digiriendo la sorpresa que todavía les produce el inesperado y masivo apoyo de los electores en las urnas.

Para el alcalde de Ponteceso, que tuvo que lidiar durante cuatro años con socios poco cómodos, la victoria le da tranquilidad, pero reconoce: «Aínda estamos coa boca aberta. Non esperaba ganar en tódalas mesas. Foi un apoio abrumador. Temos mesas como a de Tella, na que o PP tiña o 60 % dos votos e na que agora conseguimos nós esa porcentaxe», dice un aún eufórico García Carballido.

Hizo una campaña ejemplar, muy trabajada, aunque él señala que todo se debe a lo realizado en los últimos cuatro años. «Fun pedindo o voto, pero non de sobrado. Se non estás catro anos seguidos traballando non vas facer nada en quince días. A xente está cansada de tanta parafernalia», señala.

Pero a partir del día 15 llega el momento de la verdad. Ya no habrá socios en los que apoyarse o culpar. «Agora é cando imos facer os proxectos de verdade, o que precisa Ponteceso. Imos atacar esa epidemia que é a despoboación porque a Costa da Morte non pode perder 1.000 habitantes cada año», señala.

Con pies de plomo anda ahora José Luis Pérez Añón que hace pocos planes. Cuenta con seguir trabajando, pero tampoco sabe. «Teño que ter unha reunión coa secretaria para ver como están as cousas. Eu estou tranquilo agora porque non teño nin idea do que haberá», reconoce.

Esa serenidad que tiene ahora no sabe cuánto tiempo la podrá mantener. «Igual empezas a ver e saes cagado», reconoce. Lo que sí tiene claro es que deberá trabajar mucho y que se reunirán con todos los representantes municipales.

Más responsabilidad para los que revalidan su mayoría absoluta en la comarca

José Muíño, alcalde de Cabana, asegura que «é moi difícil obter maioría absoluta» y, sobre todo, después de 16 años. «É marabilloso que a xente siga confiando, pero tamén é unha responsabilidade moi grande porque non podes fallarlle á xente», dice el regidor cabanés.

También José Manuel López Varela considera que cuatro son muchos mandatos, pero que está contento de que los vecinos vuelvan a abalar su gestión. Lamenta que por apenas un puñado de votos haya perdido un concejal, pero lo único que no ha dejado por el camino es su «ilusión». Asegura que no está para nada cansado.

De la misma opinión es García Liñares, que también repite con la absoluta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Del «aínda estamos coa boca aberta» al «non teño nin idea do que haberá»