Las listas de las municipales siembran el terreno de cadáveres políticos

Nombres relevantes quedan fuera de cara a los comicios por decisión propia o por rivalidades internas


cee / la voz

Las listas de las municipales, que se están presentando estos días por toda la comarca y que a muchos partidos les ha costado Dios y ayuda confeccionar, encumbran a algunos candidatos que hasta ahora se mantenían en segunda fila o estaban fuera de la política, pero también dejan en la cuneta a nombres bastante conocidos. Hombres y mujeres que, con casuísticas varias, no estarán en las papeletas del próximo 26 de mayo, lo que ha desatado muchas crisis internas en distintas formaciones, hayan salido o no a la luz.

En Camariñas están los casos ya comentados de María José Gerpe, Juan Carlos Canosa y José Campaña; en Muxía el de Pura Lema y en Dumbría el de José Antonio Casais; pero los verdaderos culebrones políticos hay que buscarlos en Cee, Ponteceso y Vimianzo, sobre todo.

El PP ceense ya abrió el cisma varios meses antes de terminado el mandato con la resurrección como candidato del exalcalde Antonio Domínguez en detrimento de la también exregidora, Zaira Rodríguez. La decisión de la cúpula provincial y autonómica del partido provocó una desbandada de los afines a Rodríguez hacia Ciudadanos, que tuvo también sus claros efectos sobre el partido naranja. Así la exalcaldesa desapareció de la primera línea, pero una parte importante de sus correligionarios han tomado el mando de Ciudadanos, hasta el punto de que el número 1 ya fue con Rodríguez en las listas del PP y su propia hermana, María Soledad Rodríguez Pérez, va de número tres. La consecuencia directa es que el todavía concejal naranja, Plácido García, quedó apartado completamente de la lista, cuando solo unos meses antes le habían dicho que los primeros cinco nombres los pondría él.

Renuncia con la lista publicada

Pero no son las únicas familias ceenses con conflictos. IxCee ya sufrió la baja de Juan Bautista Areas y Yolanda García a mitad de mandato, con lo que Areas se ha pasado a las filas del PP en las que no está directamente, pero en las que su hija Mariví Areas Pose va de número 3. Por si fuese poco, una vez conocida la lista liderada por Ramón Vigo, Patricia Túñez Lema, que iba de número siete, presentó su renuncia. Según el todavía alcalde, que no quiso ahondar en la polémica, debido al perfil extremadamente competitivo de la deportista en todo lo que hace, por el que hubiese preferido otro puesto en la candidatura. En todo caso, Vigo asegura que el tono de los mensajes intercambiados entre ambos ha sido correcto y que su baja se corrigió simplemente corriendo los puestos de la lista.

En Ponteceso los roces internos y las críticas al alcalde, Lois García Carballido, por exceso de personalismo acabaron saltando a la escena pública y se han traducido en una escabechina importante en la candidatura. Las concejalas Isabel Vuelta y Susana Toja no concurren a estas elecciones y José Luis Pena Romay si lo hace, pero no con el PSOE, sino con sus rivales y en ocasiones socios de APIN-SON. También en el PP la revolución es absoluta ya que solo se mantienen del 2015 el exalcalde José Luis Fondo y el edil Óscar Rey.

Otras renuncias bastante menos traumáticas y sin líos de por medio, son las de Eladio Verdía, que lo deja en el PSOE de A Laracha, por motivos de salud, o de Enrique Díaz, que hizo lo propio en Cabana, después de muchos años en la primera línea.

Junto a este amplio listado de defunciones políticas, también hay alguna resurrección. Entre las más sonadas está la de Perfecto Vázquez en Cabana, que de peso pesado del PP ha pasado a convertirse ahora en el principal azote, con denuncias ante la junta electoral incluida.

Luego queda el grupo de los que iban a llegar y no lo hicieron, como Podemos y Ciudadanos en Carballo o Miguel Ángel Rodríguez Lista, que se autoproclamó candidato del PSOE de Coristanco, pero vino la dirección provincial y puso a José Manuel Pérez Abelenda, por lo que ahora Rodríguez pide la destitución de José Antonio Viña y de Lage Tuñas.

En Vimianzo, el cisma del grupo del alcalde, Manuel Antelo, sobre todo con la renuncia de su número dos, Fernando Mancebo, ha traído como consecuencia la presentación de una lista propia por parte del BNG, de la que Mancebo no forma parte, al menos de manera directa. Aunque al regidor no le ha hecho pizca de gracia, está por ver si la candidatura nacionalista le resta votos o recoge descontentos que pueden ser útiles ante posibles pactos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las listas de las municipales siembran el terreno de cadáveres políticos