«La magia del rock te conserva juvenil»

Histórica formación de los 80, La Guardia dará un concierto este sábado en Ponteceso. Habla de ello Manuel España, alma máter, cantante, compositor y guitarrista del grupo


carballo / la voz

Temas como Mil calles llevan hacia ti o Cuando brille el sol han marcado una época en el rock estatal y ahí siguen, brindando momentos. Con ellos y con muchos otros llegará La Guardia el sábado por la noche a la Festa Marisqueira de Ponteceso. Esta banda granadina de los 80 -año 1983-, con más de quince discos, continúa labrándose público y trayectoria a base de directos. Habla Manuel España, alma máter del grupo, compositor, guitarrista y cantante.

-Leía en una entrevista reciente que hasta saltan ahora más en los conciertos que en los 80.

-Así es, y por parte de todos. Fíjate que estábamos viendo el vídeo de Mil calles, porque ayer mismo [por el lunes] se cumplió el 30.º aniversario de cuando llegó a número 1, y lo que vemos es que estábamos más estáticos, más serios... La experiencia es un grado y la magia del rock y de la música te conservan más juvenil. Cada vez que salimos a tocar en directo lo disfrutamos a tope. Como decía Miguel Ríos, «mientras el cuerpo aguante».

-Ya no quedan lejos los 40 años de la banda, y estos temas se siguen pidiendo. ¿Alguna vez predijeron que se mantendrían tanto?

-Cuándo estábamos empezando hacíamos apuestas a ver si vendíamos diez copias del disco [ríe]. Había muchos grupos y aquellos eran buenos tiempos para la música: sobresalir y destacar era complicado. Cuando lo conseguimos pensamos que mantenernos iba a ser difícil, aunque ciertamente eso nunca nos ha preocupado: si haces música de verdad, de corazón, porque necesitas componer, la gente lo capta. Estar aquí después de tantos años se lo debemos al público fiel que tenemos y que incluso cuando estábamos más desaparecidos a nivel de medios ha estado ahí. Ahora, gracias a las redes tenemos una cercanía muy buena.

-¿Les queda alguna carretera por recorrer en sus giras?

-Diría que hemos pasado por todas [ríe], e incluso a alguna le hemos cantado, como la Nacional II, y han cambiado hasta de nombre. No nos dejamos de sorprender, la verdad: la gente cambia, el público se va regenerando, hay quien recuerda vivencias, hay a quien nuestra música le acerca a una época que no ha vivido... Somos, por otra parte, un grupo que siempre intentamos sacar material nuevo, y que siempre tenemos una excusa para dar otra vuelta más a nuestro país.

-No se han quedado en la nostalgia, en vivir de los clásicos. ¿Qué camino tienen ahora?

-Tenemos por delante una gira inmensa de conciertos, gracias en parte a Diagonal Music, que está funcionando súper bien y nos mueve mucho. Somos de contacto con la gente. Llevar esta gira con éxito a todos los sitios es lo más importante ahora, pero también estamos preparando nuevo disco. Tenemos ya un single para cuando tengamos un poquito de tiempo. Está grabado en Madrid, con nuestro productor de toda la vida.

-Hablaba antes del corazón y tiene hablado de letras con alma y buen rollo. ¿A qué le escriben?

-A las vivencias. Cantamos mucho a las relaciones, aunque tenemos discos donde está más presente el medio ambiente, por ejemplo. Sentimientos, personas, cercanía... Cosas que quizás no son buenas, pero que tratamos de forma positiva, en principio para darnos fuerza a nosotros. Al final la gente las hace suyas, se refleja. Que se sobrepongan a momentos malos con nuestras canciones es un orgullo.

-Galicia se la conocen bien. ¿Qué tienen en mente para Ponteceso?

-Nuestra primera compañía de sonido decía que la mayor parte de directos que hacíamos salían por allí. Se empezaron a vender los discos de La Guardia por el norte: ¡mucha gente pensaba que éramos de ahí arriba! Este año tenemos cantidad de conciertos por la zona, y grandes amigos. En los conciertos jugamos con la baza de que no ensayamos. Adaptamos cosas nuevas, aportamos cosas de los últimos trabajos: nos gusta improvisar y huir de la nostalgia, dentro de que somos un grupo de los 80. Cada actuación es distinta, pero con un denominador común: hay temas intocables, como El mundo tras el cristal, Dónde nace el río... No las ensayamos, para que en el directo surjan con frescura como si fuese la primera vez.

-¿Cómo los acogen?

-No quiero resultar pedante, pero realmente nos encontramos con llenos y nos sentimos afortunados de poder congregar a tanta gente, y eso sin tener una promoción machacante y una multinacional detrás. Lo hacemos de boca a boca y en el nombre de La Guardia de toda la vida, sin hacer concesiones a lo que suena para intentar ser más comerciales. Tenemos una frase abanderada: «Como nunca hemos ido a la moda, no podemos pasar de moda».

-No cambian tampoco los desplazamientos largos, las giras... ¿Esa adrenalina los mantiene despiertos?

-Sí, porque somos un grupo de carretera, no una banda de aviones o de barcos, aunque cuando nos toca ir a las islas no tenemos más remedio [ríe]. Somos de coger la rula, la furgó, como decimos, y patearnos el país. Es ahí donde se forja el vínculo que tenemos todos, es eso lo que nos da vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«La magia del rock te conserva juvenil»