«Pasamos a xornada a quendas para permitirmos ter xente de máis lonxe»


La granja A Devesa, de Langueirón, es una de las mayores de la zona y por tanto, la que más empleados tiene y necesita. La plantilla está formada por 9 trabajadores, aunque a causa de una baja médica y una reducción de jornada por maternidad están bajo mínimos. Xusto Sánchez es el socio que se ocupa del personal, que trabaja a turnos. Para estar cómodos necesitarían un trabajador más, pero no lo encuentran. La falta de personal les ha obligado a hacer más atractivas las condiciones laborales. «Pasamos a xornada a quendas para permitirmos ter xente de máis lonxe», explica. Además, los trabajadores libran dos días a la semana. Asimismo han tenido que ser flexibles en lo que se refiere a las necesidades de los empleados. «Temos unha muller que deu a luz e ten media xornada porque non hai prazas de gardería nin en Ponteceso, nin en Cabana nin en Malpica. A prioridade é o rapaz e temos que adaptarmos», explica Xusto Pose. «Co calendario rómpome un pouco máis a cabeza para dar flexibilidade», añade. Habilitaron una zona para desayunos e incluso, cuando hay necesidad, ofrecen comida, además de la jornada máxima que marca la legislación.

Para hacerse con personal, Xusto Sánchez, acude a los servicios de colocación municipales. Está contento con los de Cabana y Ponteceso y muy descontento con el Inem. «Cando pedín na oficina de Carballo ofrecéronme exactamente ningún», aclara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pasamos a xornada a quendas para permitirmos ter xente de máis lonxe»