El Ponteceso reclama al Concello una reforma urgente para O Pinguel

Chequeo Achaca gran parte de las lesiones de sus jugadores al malestar del campo


carballo / la voz

Las numerosas inundaciones que ha sufrido el campo de fútbol O Pinguel en los últimos meses han llevado a las directivas de la Sociedad Deportiva Ponteceso y de la Asociación Cultural Deportiva e Cultural de Veteranos de Ponteceso a decir basta. El primer club, presidido por Álvaro Domínguez pide, en nombre de ambas entidades y de forma desesperada, al Concello, una reforma urgente. Alega que los desperfectos ocasionados por la ingente cantidad de agua de O Xuncal (zona sobre la que están construidas las instalaciones) cuando llueve demasiado están afectando al físico de sus jugadores y, en general, al rendimiento del club. «Gran parte de las lesiones de los jugadores son debidas al mal estado del campo», explicó ayer.

Cabe recordar que entre ambos clubes reúnen casi todas las categorías de fútbol, salvo la de prebenjamín, aunque también admiten a los niños de esas edades. El problema afecta, por tanto, a una gran cantidad de gente, incluidos los aficionados y los equipos visitantes.

Según comentó el mandatario, el obstáculo principal es que el campo está «casi al nivel» de O Xuncal, aspecto que provoca que, cuando llueve en grandes cantidades, el agua no encuentre salida «por ninguna parte». Así, se inundan el césped y la zona de alrededor, lo que conlleva la entrada del agua en la cantina y, también, en las duchas.

Es por ello que, según cuenta Álvaro, se ven obligados a poner palés «desde la entrada hasta el césped» para no mojar los pies. Aunque, como recuerda, siempre hay uno o dos, los que colocan este artificio, que se ven afectados.

Pero todavía hay más. A parte de los «riesgos eléctricos» que eso conlleva, el presidente habla, también de «grietas en las gradas» y del «estallido de los cristales», debido a los movimientos de terreno en O Xuncal.

«Los campos tienen fecha de caducidad. Y a O Pinguel ya le ha llegado la suya hace tiempo. Con los años, la situación se agrava. La reforma integral es una necesidad real que urge», sentencia. Es por ello que solicita a las concejalías «de Deportes y de Obras», gestionadas por APIN, y a la corporación municipal de Ponteceso «en general», lo siguiente: «Que saquen adelante el proyecto de reforma acabado el año pasado, que asciende alrededor de 430.000 euros, sin que se alargue más el tema. Que den un paso más al frente este año, haciendo una apuesta clara que va a ser referente en la zona», expresó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Ponteceso reclama al Concello una reforma urgente para O Pinguel