Expertos ofrecen en O Couto las claves para la rentabilidad del sector forestal

FORO VOZ | MADEIRA, VÍA DE PROGRESO | Inciden en la necesidad de certificar la madera y de buscarle nuevos usos


Carballo / La Voz

Zapatillas fabricadas con hilo extraído de la madera, bolsas de papel resistentes a pesadas cargas y a la acción del agua, prendas de ropa que provienen del eucalipto, botellas de cerveza 100 % biodegradables, chips semiconductores fabricados con madera o tablones transparentes. El sector forestal tiene mucho más que ofrecer que muebles y elementos constructivos, sino que va un paso más allá adaptándose a los requerimientos del mercado y al acelerado ritmo de vida actual.

Ese fue, precisamente, el aspecto que centró el Foro Voz Madeira, vía de progreso celebrado ayer en O Couto (Ponteceso), que, organizado por La Voz de Galicia en colaboración con la Fundación Pondal, contó con la participación del conselleiro de Economía e Industria Francisco Conde, que inauguró la jornada. Acudieron como ponentes Monserrat Rodríguez y Azahara Soilan, ambas en representación del Centro de Innovación e Servizos Tecnolóxicos da Madeira de Galicia (CIS-Madeira); así como José Manuel Andrade, director de la Fundación Juana de Vega.

Todos trazaron, desde sus respectivas áreas de actuación, la vía a seguir hacia la rentabilidad y el aprovechamiento del sector forestal. En general, insistieron en la necesaria certificación de la madera, un aspecto que el director de la Fundación Juana de Vega considera indispensable si Galicia pretende seguir codeándose con los principales productores de madera del continente. Además, resaltaron la conveniencia de buscar nuevos usos para estos productos -la tecnología, el textil o la alimentación- y de tomar en consideración no solo los troncos de los árboles, sino también sus hojas como potenciales fuentes de riqueza. En este sentido, Monserrat Rodríguez trajo a colación un estudio universitario que, tras detectar que las hojas de pino estaban infrautilizadas, logró extraer lana, hilo, tableros y muy diversos materiales a partir de ellas.

El pensamiento en verde y con cero residuos: todo es aprovechable

«A industria debe imitar á natureza», así de tajante se mostraba Monserrat Rodríguez durante su intervención. La población global y el volumen de recursos se desplazan en direcciones opuestas: cada vez somos más personas gastando unos recursos que, según pasan los años, se vuelven más escasos. Por ello, insiste Rodríguez, es necesario salir del modelo de economía lineal y trabajar para conseguir un modelo de economía circular, en el que no se generen apenas residuos.

La teoría no es del todo fácil de aplicar a la vida diaria, más el sector maderero ha sido siempre un referente en materia de sustentabilidad. De hecho, la representante del CIS-Madeira bromeó con que el término fue precisamente acuñado en la industria de la madera. «Cunha adecuada xestión, sempre será un recurso renovable», dijo Rodríguez. No como el metal o la piedra.

Haciendo alusión a esa típica «modestia galega» que hace que siempre sean las iniciativas ajenas las que más destaquen, puso por ejemplo el caso de Finsa y su proyecto de fabricación de tableros a partir de los residuos que recoge en otras factorías. «É unha imaxe moi familiar: a presenza de contedores de Finsa nos exteriores de moitas fábricas».

Puso otros ejemplos más internacionales: las bolsas de papel de Paptic que son tan resistentes como el plástico, el uso de Tencel (material extraído del eucalipto) por parte del gigante Inditex, los «zapatos hechos de árboles» de Allbirds o las botellas de cerveza Carlsberg 100 % biodegradables.

«Cada euro que se inverte en eco innovación aumenta o PIB en 2,7»

Durante su ponencia, que centró en la economía circular y sus posibles aplicaciones al sector de la madera, Monserrat hizo referencia a que ya desde el momento del diseño de los productos y de la innovación ha de tenerse en cuenta esta filosofía de «cero residuos». Puso por ejemplo el caso del País Vasco, donde ya han establecido sus propias métricas: cada euro invertido en eco innovación aumenta el PIB en 2,7 euros.

«Asociamos a catedral de Santiago á pedra, pero hai moita madeira»

Azahara Soilan, también del CIS-Madeira, explicó el acuerdo de la Xunta con la Fundación Catedral para la recuperación y restauración de varias piezas de madera del templo: los yugos de las campanas, las cubiertas de tres capillas y el baldaquino situado sobre el altar mayor. Verdaderas obras de arte que, en muchos casos, se vieron dañadas por intervenciones humanas hechas «con buenas intenciones».

«Invertir no monte pode ser bo plan de pensións para o futuro»

De potencialidades y de retos, de ello habló el director de la Fundación Juana de Vega. Potencialidades, muchas: «pode ser un bo plan de pensións», aporta 20.000 empleos directos, ayuda a fijar población y genera riqueza casi «sen esforzo». Retos, también unos cuantos, entre ellos solventar las enormes «carencias estruturais» y la excesiva parcelación de los terrenos: «De media, os titulares teñen menos de 2 hectáreas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Expertos ofrecen en O Couto las claves para la rentabilidad del sector forestal