Ponteceso da lustre al mayor conjunto de petroglifos de la Costa da Morte

Una ruta muestra que son los únicos de la comarca que están bien señalizados


carballo / La Voz

De haber conocido Eduardo Pondal la mayor concentración de petroglifos de la Costa da Morte les hubiera dedicado un poema como se lo dedicó a los dólmenes de Dombate y Arca da Piosa o a los Penedos de Pasarela. En el Outeiro da Fieiteira (Corme-Ponteceso) se encuentra la más fabulosa colección de arte rupestre del Finisterrae. Y además la única señalizada y con los accesos limpios y cuidados. De las 60 pantallas de grabados de las comarcas de Bergantiños, Soneira y Fisterra, 20 se encuentran en los montes de Corme y solo estos están bien indicados y debidamente cuidados.

El sábado por la noche se celebró un recorrido por el conjunto de arte rupestre de A Fieiteira. La organizó el departamento de Cultura del Concello, que dirige Carlos Penedo, que contó para ello con el colectivo A Rula, una entidad compostelana dedicada al estudio, análisis y divulgación del arte prehistórico. Arrancó la excursión nocturna junto a la iglesia de San Adrián. La primera parada se produjo justo en frente al templo parroquial. En el cierre del atrio hay una piedra con grabados. Nuevo hoyuelos en forma de círculo. Explicó Luis Leclere, presidente de A Rula y que dirigió la expedición, que podría tratarse de un petroglifo que estaba en otro lugar y que la piedra fue reutilizada. También cabe la posibilidad, apuntó el secretario de la entidad, Pablo Sanmartín, que sea un alquerque (una especie de tabla de juego) que hicieron los canteros en ese lugar para pasar el tiempo y que podría ser datada en el siglo XVIII.

También se detuvo la comitiva ante el cruceiro, a cuyo pie se ven varios hoyuelos en las piedras del pedestal. Sin embargo, el objetivo era la Fieiteira y hacía allí se dirigieron las 35 personas anotadas. La expedición se hizo de noche porque con la iluminación nocturna es como mejor de perciben los petroglifos. Leclere alabó las condiciones en las que el Concello ha puesto el conjunto de arte rupestre. Un caso que no es para nada común en la comarca ni en el resto de Galicia.

Parte de los grabados fueron localizados en 1997 con ocasión de la implantación del parque eólico. Hay 15 paneles en un lugar que semeja haber sido un santuario que gozaba de la vista del mar a ambos lados de la península cormelana. La tipología de los grabados es poco habitual en Galicia y muy variada: cruces inscritas en círculos, figuras en forma de escaleras, herraduras, círculos simples, óvalos alargados con líneas transversales (vermiformes), reticulados y otros muchos diseños variados, además de hoyuelos. Algunos de los diseños se comparan con otros de Cuntis o Silleda.

La visita estuvo animada por aportaciones imaginativas de Suso Lista y cuando el reloj rondaba la una de la madrugada, tocó retirada después de una profunda inmersión en arte rupestre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ponteceso da lustre al mayor conjunto de petroglifos de la Costa da Morte