Numerosos padres optan por escuelas rurales en vez de los colegios urbanos

Cada vez más progenitores prefieren un entorno natural, con otra filosofía

.
s. g
la voz/ carballo

Decenas de escuelas han cerrado durante los últimos decenios por la falta de niños. Ya sea por la baja natalidad, o simplemente porque los padres prefieren (o se ven obligados) a que sus hijos asistan a colegios más grandes en los núcleos urbanos, las escuelas rurales viven sus horas más bajas. Pero, a pesar de todos estos datos desesperanzadores, hay quienes se resisten a abandonar las escuelas rurales. Algunos por comodidad y otros porque valoran positivamente las ventajas de un entorno tranquilo para que crezcan sus hijos.

Muchos centros han sobrevivido convirtiéndose en colegios rurales agrupados en los que se concentran alumnos de varias zonas. Rosa Barreiro es una de las directoras del CRA da Nosa Señora do Faro, que integra seis unitarias de Ponteceso (Campara, Brantuas, Tallo, Tella, Xornes e Pazos) y dos de Malpica (Mens e Barizo). Es, además, la presidenta de la Acraga, que agrupa a todos los CRA de Galicia.

La propia directora también confirma que «hai pais que independentemente de que non estean no mesmo casco que onde viven, optan por esta metodoloxía de traballo». Aunque no son la mayoría, algunas familias, las pocas que prefieren educar a sus hijos en este entorno, lo hacen comprometidos con la manera de enseñar. Sobre todo porque tienen que salvar algunos inconvenientes, como la falta de comedor o de transporte.

Existen 20 centros agrupados en toda Galicia y todos sufren, según explica la directora, el desamparo de la Administración pública. «Os propios concellos teñen que tomar conciencia da importancia de ter unha escola rural viva», afirma Rosa Barreiro.

Defiende la manera de entender la educación más allá del número de alumnos por aulas. Aunque al final esto se convierte en una ventaja, la ratio de escolares por clase les beneficia, ya que puede ofrecer una educación más personalizada. Comenta Rosa que «incluso os pais se implican máis». A esto hay que añadir que, para esta profesora, «a educación nunca debeu estar medida por idades», por lo que la agrupación de los alumnos es una aliciente más.

Además son conocedores de lo que supone para el futuro del ámbito rural educar a niños comprometidos con el lugar en el que se crían. «Son nenos educados na posta en valor da cultura patrimonial de cada zona», explica Rosa, y añade: «Iso sae tirado de prezo». Responde así al eterno debate sobre el coste de mantenimiento de un centro con pocos alumnos. Un problema que en los últimos años no deja de crecer y que parece no tener fin.

Añade: «A Administración pon un dedo e di: debaixo deste número pechamos», con todo lo que eso conlleva. Una vez que un colegio se cierra es prácticamente imposible que se vuelva a abrir.

La situación de las escuelas unitarias que Rosa Barreiro representa es muy diferente a otros centros que también han sobrevivido en el ámbito rural y que ofrecen los mismos servicios que cualquier ciudad. Incluso en colegios como el de Canosa-Rus, de Coristanco, han tenido que desdoblar un curso para poder acoger a los niños de la antigua escuela de Gontade, que cerró en 2016. Claro que no siempre es fácil cambiar: posibilidad de traslado, comedor, empadronamientos, amistades de alumnos...

««Non había praza en Carballo e faláronme desta escola. Estou moi contenta»»

Por su proximidad a Carballo, el colegio el CEIP Canosa-Rus es uno de los más solicitados por padres que no encuentran plaza en la capital municipal. Este es el caso de Jessica Gómez Mato, madre de dos niñas, Ana y Ainhoa, que decidió llevar a sus hijas a este colegio coristanqués (y antes carballés, con alumnos sobre todo de Entrecruces, Rus y Ardaña). «Non había prazas en Carballo e entón faláronme desta escola», explica esta madre, que había vivido en Suiza antes de llegar al municipio. Son ya tres años llevando a sus hijas a este colegio y está muy a gusto, por lo que no piensa cambiarlas ahora.

Comenta: «Estou moi contenta». Rural es sinónimo de calidad. El único inconveniente es el transporte, ya que tiene la parada en A Ponte da Pedra, aunque no le supone tanto esfuerzo. Al igual que en el CEIP de Sofán, este colegio mantiene todos sus cursos, por lo que su modelo de enseñanza no se distingue del centro de Carballo.

En el centro Canosa-Rus hay varios casos como el de Jessica, tanto de familias como sobre todo de otras padres que escolarizan a sus hijos en función de donde vivan sus abuelos. Muchos padres dependen de los abuelos para que cuiden a sus hijos mientras ellos trabajan, por lo que para ellos es más cómodo que vayan a una escuela que les quede cerca.

«Escollemos este centro pensando nun sitio tranquilo onde todos se coñecesen»

Lourdes Rey vive en el centro de Carballo y, al contrario de lo que cabría suponer, escolarizó a su hija en el CEIP Gándara-Sofán.

Dice que a la hora de elegir el colegio «fixémolo pensando nun sitio tranquilo, onde todos se coñecesen», y añade que «o entorno de aire fresco e de natureza» fue otro de los motivos. Aunque también ha influido la vinculación con esa zona, ya que los abuelos de su hija Amanda viven allí.

En este colegio hay al menos cuatro familias que asisten al colegio sin tener ningún lazo con la parroquia, solo porque les gustaban las prestaciones del centro.

Lourdes destaca que «pode ser unha escola rural, pero ten todos os servizos». Pese a su localización, se trata de un colegio que mantiene todos los cursos, con una media de 20 alumnos por aula.

Aun así, Lourdes destaca que «é un centro moi familiar», en el que todos los profesores conocen a los alumnos y los más mayores cuidan de los más pequeños. «Compensa o sacrificio de ter que levalos ata alí», explica, ya que el bus escolar solo llega hasta la parroquia de Berdillo.

Otra de las razones por las escogieron este centro fue la relación de los alumnos con los profesores, ya que, según Lourdes, «nos colexios onde hai menos persoal organízanse mellor», y añade que «pódense impulsar máis proxectos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Numerosos padres optan por escuelas rurales en vez de los colegios urbanos