«A velocidade do Día da Bicicleta é o ritmo do máis lento»

La marcha cicloturista promovida por La Voz de Galicia y Radio Voz llega este domingo a Ponteceso, donde hay una familia que no falla


carballo / la voz

Suso Méndez (Corme, 1970), Olga Pose (Riotorto, 1978) y su hija Noa (Ponteceso, 2013) participarán este domingo en la 36.ª edición del Día da Bicicleta en Ponteceso (Praza do Relleno, 11.00 horas), su municipio. Llevan haciéndolo desde hace cuatro años. No obstante, ha sido en este 2018 cuando se han animado a recorrer todos los concellos por los que pasa esta iniciativa de la Voz de Galicia y Radio Voz, organizada en este caso por el ayuntamiento de Ponteceso, y patrocinada por Construcciones López Cao, Energía Mariño e Instalaciones Carlos Busto, en colaboración con Protección Civil, Excavaciones David Rojo, Transportes Cotelo, Talleres Serafín Ures, Sergesco, Carpintería J. M. Pérez, Agro Forestal Ures Torrado y Almacenes Cros.

Suso es el mayor, con 48 años; Noa la pequeña de la casa, con 5, y Olga la intermedia, con 40. Pero lo cierto es que han tirado los unos por los otros para incluir este medio no contaminante en su vida.

Su historia

Todo comenzó cuando Suso dejó de practicar el deporte de su vida, el fútbol: «Algo había que facer e foron uns veciños os que nos animaron a introducirnos no ciclismo. Eles levan moitos anos participando no Día da Bici», cuenta Méndez.

Así es que comenzaron subiéndose a las dos ruedas con las bicis prestadas de sus amigos. Pero hace mes y medio se decidieron a comprar unas propias. Y la fortuna hizo que en Malpica, la segunda cita de la marcha cicloturista y la primera en la que participaron fuera del Concello de Ponteceso, les trajera para su casa otra en el sorteo celebrado. Y no dudaron en qué hacer con ella: regalársela a las personas que les inculcaron el amor por este deporte. Fue, además, el mejor premio que pudo recibir Noa por ser la niña más pequeña de la cita en terminar la ruta de forma individual. «Gústalle moito andar en bici. Leva dende os 2 anos facéndoo sen rodíns», apunta el padre.

La bici como rutina

Todos los días salen en familia a hacer el paseo de O malecón de 6 o 7 kilómetros que va desde el centro de la villa de Pondal a Montebranco. «Non hai coches e pasámolo moi ben», expresa Suso. Pero lo cierto es que en el Día da Bicicleta encuentran, aún, más ventajas: «Coñecemos xente, vemos a outra coa que había tempo que non coincidiamos...», añade. Pero hay algo en lo que incide: «Non é unha competición. A velocidade é o ritmo do máis lento». Esta familia, además, es la que desde hace años diseña las camisetas de la cita, que incluyen el puente del municipio y el faro de O Roncudo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«A velocidade do Día da Bicicleta é o ritmo do máis lento»