El tripartito pontecesán redujo la deuda, pero depende, y mucho, de la Diputación

Frenó los números rojos y logró salir airoso en los juzgados de varias denuncias

F. Rodríguez
Carballo / La Voz

La realidad es que lo tenía complicado, por no decir que imposible, pero el tripartito de Ponteceso, encabezado por el alcalde, Lois García Carballido, logró lo que parecía una quimera: enderezar el Concello a nivel institucional y financiero. Tenía muchos frentes abiertos: denuncias de trabajadores, de empresas, un par de amagos de APIN-SON de romper el acuerdo, una deuda galopante (cuyas cifras varían en función de quien hable), un proyecto de reforma de A Ponte da Garga parado durante casi dos años... Y de repente, el ejecutivo logró reducir los números rojos, consiguió cierta paz institucional a base de victorias en los juzgados, A Garga fue reabierta y empiezan a vislumbrarse las primeras obras de cierto calado. Pero queda mucho por hacer y poco tiempo. La excesiva dependencia de la Diputación y sus ayudas hace que el Concello tenga escaso margen de maniobra. Pero peor, mucho peor, estaban las cosas en junio del 2015.

A nivel turístico se ha mejorado con la puesta en marcha de un área de servicio para autocaravanas y, en ciernes, una segunda en As Forcadas, Corme. El Concello ha logrado este año tres banderas azules y ha puesto en marcha un par de iniciativas como las ferias mariñeira y marisqueira, además de consolidar la de As Fabas y la del Percebe.

Pero Ponteceso tiene también su particular talón de Aquiles. A nivel de promoción económica no se llevó a cabo gran cosa y tampoco se ha sabido sacar provecho del nuevo PXOM. Los intentos por potenciar el polígono de Tella siguen sin dar sus frutos apetecibles, aunque un par de empresas construyen en la actualidad allí sus naves). Queda un año por delante y un compromiso adquirido en el 2015 del ejecutivo de reducir los impuestos y tasas municipales, que el PP subió en el 2012, siempre y cuando la situación económica lo permitiera. Según el alcalde, de los 5,5 millones de euros de deuda heredados del PP se pasó al 1,5. Queda por ver si Carballido y su equipo cumplen con lo dicho. Por lo menos en estos tres años no los han subido, que no es poco.

«Baixamos a débeda en 4 millóns»

En este último año el alcalde, Xosé Lois García Carballido, dejó aparcada su faceta en el área educativa para dedicarse las 24 horas al Concello tras ser aprobada su dedicación exclusiva tras la renuncia de su socio y teniente de alcalde, José Manuel Pose Verdes. El mandatario se mostró en Radio Voz satisfecho sobre cómo fueron las cosas en este último año y en el mandato en general: «A nivel persoal está a ser unha experiencia moi positiva. Houbo momentos amargos, pero a chegada do tripartito despois de 22 anos de goberno de José Luis Fondo, foi unha boa nova» para Ponteceso.

Carballido sacó pecho de la buena gestión, a su juicio, de estos tres años de mandato: «Collemos un Concello con 5,5 millóns de euros de débeda e baixámola en 4 millóns. Comezamos cun orzamento de 4,5 millóns e este ano chegaremos aos preto de 7. Con estes datos económicos creo que fixemos os deberes, fixemos máis con menos. Ponteceso é agora un sitio vivo, onde vivir e investir. Un lugar fermoso para vivir».

Lamentó que la relación con los trabajadores fuera por los derroteros judiciales y alabó el trabajo realizado a nivel de actuaciones: «Arranxamos a depuradora e o tanque de tormentas de Corme, A Ponte da Garga... O obxectivo agora é, ata o remate do mandato, dedicar un millón de euros a obras», gracias, según él, al margen de maniobra que deja ahora la deuda: «Baixámola en catro millóns. ¿Se imaxina se en lugar de destinar estes catro millóns ao pago de débeda puidéramos destinala a investimentos?».

Sobre su futuro político a corto plazo, dijo que no es el momento de afrontar esta cuestión: «Non está decidido, ese capítulo non está pechado», comentó en radio Voz Bergantiños.

«O peor mandato da democracia»

El portavoz del Partido Popular, José Luis Fondo Aguiar, lo tiene claro: «Un mandato moi pobre. De feito, é o peor mandato dende que hai democracia. Non se fixo nada importante, salvo desmantelar unha praza cuns magnolios que agora terían 30 anos», apuntó en Radio Voz Bergantiños el que fue alcalde de Ponteceso durante 22 años. Y añadió: «O que si fixeron foi mentir. A débeda do Concello de Ponteceso nunca superou os tres millóns de euros, que xa era bastante. Se fose verdade o que din eles o Concello estaría agora mesmo intervido».

Fondo Aguiar también habló de la polémica con Espina & Delfín: «O Concello debíalle un millón de euros á empresa, pero non din que a empresa debíalle outro millón ao Concello. O único que fan é ir acrecentando a débeda e estou seguro que o rematar este mandato a débeda municipal será maior ca que había antes». Su argumento: «Gastan nunha asesora de prensa e en imaxe, en saír nas fotos. Teñen unha persoa para controlar o GES, un GES que, por certo, chegou a ser no seu momento o mellor de toda Galicia».

También cargó por la cesión del punto de atención continuada a la Xunta de Galicia : «Custou moito traer no seu momento o centro médico para Ponteceso e agora todo apunta a que o desmantelarán. E todas as obras son con cargo á Deputación, por certo, grazas a herdanza que deixou o PP». Y añadió: «Falan da defensa dos servizos públicos, presentan escritos e mocións e logo privatizan todo».

En lo que a estabilidad de gobierno se refiere, Fondo Aguiar cree que de puertas para fuera transmiten esa sensación de unidad, «aínda que non sei se será o señor Pose [APIN-SON] o que goberne en Ponteceso».

«Creo que o balance é positivo»

«Creo que o balance ata o de agora foi positivo», apuntó el líder de APIN-SON, Jose Manuel Pose Verdes. Y argumentó sus palabras: «Estou moi contento porque viñamos dunha situación económica complicada e pouco ao pouco imos solventándoa. A nivel obras non é un mandato de proxectos suntuosos, pero si moi importantes para o día a día . O importante é que a xente vexa que a situación vaise normalizando».

Sobre su futuro, dejó entrever que repetirá como cabeza de lista por APIN-SON en mayo del 2019. Pero dejó claro que liderar, o no, el proyecto de su formación no es una prioridad: «O noso problema non é estar, ou non, no goberno ou na oposición, senón que a xente viva mellor».

«Acadouse unha estabilidade»

«Estou satisfeito do traballo destes tres anos. Penso que hai que falar positivamente. Pero claro, antes de chegar a positivamente estabamos negativamente», explicó el líder del BNG, Carlos Penedo Casmartiño. Y añadió: «Acadamos unha estabilidade, aínda que é certo que neste tempo houbo unha pequena crise. Entramos [en el gobierno] cunha forte débeda económica e cremos que superamos a proba na recta final».

En lo que a sus áreas se refiere, se mostró satisfecho del trabajo hecho: «Fixemos unha aposta por potenciar o consello escolar, fixéronse obras nos centros educativos e queremos poñer en valor A Pedra da Serpe». Penedo fue explícito al asegurar que repetirá como candidato del BNG en el 2019.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El tripartito pontecesán redujo la deuda, pero depende, y mucho, de la Diputación