Condenemos Cabana


A finales del 2015 el Concello de Cabana estuvo a punto de perder la gestión del dolmen de Dombate. La razón era el efecto que sobre el diputado Xesús Soto habían causado una serie de críticas que Salvemos Cabana había realizado sobre el supuesto daño que se estaba causando al yacimiento. El sentido común, la intervención de Xosé Regueira, que lleva Patrimonio, y del arqueólogo que excavó el megalito, entre otras, hicieron que las aguas volvieran a su cauce.

Ahora Salvemos Cabana vuelve de nuevo al ataque. Asegura que el centro arqueológico se convirtió en una «caseta de feria». Se refiere a un acto dentro del programa Saberes e Sabores. La supuesta plataforma reclama la protección del dolmen ante «a cadea de despropósitos que dende a Deputación da Coruña se veñen autorizando ao Concello de Cabana».

Uno podría pensar que quienes critican a los responsables de ambas instituciones, elegidas democráticamente, representan a una parte importante de la sociedad cabanesa. Nada de eso. Salvemos Cabana no miembros, nadie que dé la cara y nunca se ha manifestado por otro cauce que no sea Internet, por lo que podría estar en cualquier sitio. La información que maneja es la de los periódicos, que también están en la red.

Nació en el 2012 y consiguió repercusión por oponerse a la mina de oro. A pesar de ser una plataforma muy activa se mantuvo en el anonimato. De hecho, una de las primeras funciones de Salvemos Cabana es salvaguardar la identidad de la persona que manda las notas.

Esta extraordinaria y extraña timidez ha dado lugar a situaciones chocantes. En el documental Rosa de Corcoesto no quiso participar. No fue el único. Los demás que declinaron la oferta eran los que apoyaban el proyecto; Mineira de Corcoesto, concellos de Cabana y Ponteceso y Consellería de Economía.

Desde septiembre del 2015 no se actualiza la página de Facebook «logo do último cambio da política de privacidade». En la red social solo replica informaciones de iagua. es, una web de Iagua Conocimiento, una empresa con sede en Madrid, cuyos responsables pusieron en marcha una compañía dedicada a la difusión y gestión de actividades y eventos medioambientales el mismo año que nació Salvemos Cabana. El blog de la supuesta plataforma está ligado precisamente a iagua.es.

El gran problema es que una institución como la Diputación puede llegar a tomar decisiones por las opiniones de alguien cuya identidad se desconoce, que podría ser cualquiera, estar en cualquier sitio y responder a cualquier interés.

Ahora Salvemos Cabana la ha tomado con Dombate y da la sensación de que lo conoce muy poco.

Autor Cristina Viu CIUDADANA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Condenemos Cabana