Enésima victoria judicial del alcalde de Ponteceso contra sus funcionarios

Rechazado el contencioso del CSIF por los decretos de cambio de horario

.

Carballo / la voz

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia desestimó el recurso contencioso administrativo presentado por el CSIF contra dos resoluciones emitidas por el alcalde de Ponteceso el 17 de agosto del 2016 en las que «se aprueban instrucciones sobre actuaciones y medidas urgentes en materia de organización administrativa y sobre organización horaria, respectivamente».

El juzgado acepta que el sindicato está legitimado para impugnar el acuerdo, pero «dispone de todos los elementos de juicio necesarios para dilucidar la cuestión planteada», Así, al final lo que decide es sobre el fondo del problema.

El CSIF aseguró que las dos resoluciones fueron adoptadas «sin la previa y preceptiva negociación de buena fe con las organizaciones sindicales más representativas».

Los magistrados consideran que el sindicato parece confundir la «ausencia de negociación con la negociación sin acuerdo». Los propios representantes reconocieron que hubo conversaciones y que el CSIF estuvo representado, aunque no se pudo llegar a un pacto.

Recuerda el tribunal que tiene que haber «diálogo previo a la adopción de acuerdos» cuando se trate de asuntos organizativos «justificada por el interés general o por la mayor eficacia en la prestación del servicio público», que es la finalidad que entienden que tuvo el alcalde. Aunque se requiere negociación en estos casos, «lo que no impone esa normativa es que la reunión finalice con acuerdo».

Además señala que «no es de recibo tildar de mala fe negocial por parte del interlocutor la imposibilidad de alcanzar un acuerdo que a todos satisfaga».

El alcalde Lois García Carballido ya ha logrado que la Justicia le dé la razón en otros cuatro procesos anteriores con los funcionarios en conjunto o por separado.

Los populares sospechan que Carballido quiere elegir secretario

El PP de Ponteceso «denuncia una posible adjudicación a dedo de una plaza de funcionario». Según los populares de trata de una plaza de administrativo creada en el presupuesto de este año.

Para el PP, la idea sería sacar, supuestamente, la plaza «en una comisión de servicios que ya está probablemente pactada de antemano con un funcionario del Ayuntamiento de Miño, de signo político favorable a Carballido».

Consideran que el objetivo del alcalde es «traer a dedo a este funcionario de Miño para ponerlo a hacer las funciones de secretario, ante las huidas de todos los secretarios que han pasado por el Ayuntamiento, desde que la titular abandonó su puesto».

Señalan los populares que «trata Carballido de traerse a un funcionario sin capacitación para hacer de secretario como consecuencia de que todos los habilitados abandonan Ponteceso por la la imposibilidad de trabajar con quien hace y deshace a su antojo».

No salimos de los tribunales

Carlos Puga

Es posible que sea el signo de los tiempos que vivimos, pero, con gran frecuencia, desde hace unos años los conflictos políticos, o los actos realizados en el ejercicio de la acción política, terminan finalmente debatiéndose en los juzgados.

Sin embargo, esta tendencia general es también claramente perceptible en la política que tenemos más próxima a nosotros, y que no es otra que la que se realiza en los concellos, de tal forma que procedimientos judiciales de toda índole aparecen unas veces vinculados directamente a distintos alcaldes y otros cargos municipales y, otras veces, a reclamaciones de los vecinos contra decisiones de los propios concellos. Pero también es verdad que la tramitación judicial de algunos de esos procesos se prolonga tanto en el tiempo que, al final, terminamos perdiendo la noción de cuál era el conflicto en cuestión.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Enésima victoria judicial del alcalde de Ponteceso contra sus funcionarios