«En Galicia, la cultura irlandesa vende»

El profesor de la Universidade de A Coruña Antonio Raúl, de Toro Santos, habló sobre celtismo en O Couto


Carballo / La Voz

Antonio Raúl de Toro Santos se encontró ayer en O Couto con uno de sus exalumnos. El presidente de la Fundación Eduardo Pondal y alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, fue uno de sus pupilos. Hacía tiempo que no se veían y se reencontraron entre los muros de la rectoral de Cospindo, donde se desarrolla el Simposio Pondaliano.

De Toro Santos se reconoce como poco conocedor de la obra del bardo, pero sí sabe mucho de la época en que le tocó vivir y, sobre todo, de celtismo, porque su especialidad es Irlanda y lo irlandés.

Este catedrático de inglés de la Universidade de A Coruña es también director del instituto de estudios irlandeses Amergin, que es el nombre del druida, poeta y adivino de la raza de los milesianos, que llegaron de Galicia y fueron los habitantes finales de Irlanda.

Junto con Ramón Villares, presidente del Consello da Cultura Galega, que también habló sobre el celtismo, Antonio Raúl de Toro expuso el interés que desde mediados del siglo XIX «existió por entroncar Galicia con el fenómeno celtista. Había una necesidad de buscar una identidad para esta tierra, unas raíces», explicó el catedrático.

Y las hallaron, precisamente en tiempos de Pondal e incluso en una de las tertulias que él frecuentaba en A Coruña.

En el Libro de las Invasiones está documentada esa procedencia de los milesianos. Se hace referencia a que venían del norte de España, que con el tiempo fue identificada con Galicia. De hecho con muchos los escritores que hablan de la relación con la torre de Hércules y con el mito de Breogán.

Todo esta pertenencia al mundo céltico es el motivo por el que «hay aquí un sentimiento de simpatía con Irlanda, una afinidad mucho mayor a la que se pueda dar en otros lugares de España».

Quizá esa relación tan especial es más acusada en la música y la literatura. Antonio Raúl de Toro ha publicado varios artículos y libros sobre James Joyce y sostiene que Irlanda es un país privilegiado. «Tiene varios premios Nobel», explica.

La influencia de Joyce en Galicia concretamente fue otro de los asuntos abordados. Salió a relucir Ramón Otero Pedrayo, que escribió mucho sobre el autor irlandés en la revista Nós.

Explica Raúl de Toro que fue en ese tiempo cuando se fueron estrechando los lazos entre los galleguistas y sus «parientes» irlandeses. Empezaron a considerar «un país hermano» a la verde Eire, un concepto que habían continuado Manuel Munguía y Eduardo Pondal probablemente en alguno de sus reuniones en la librería Carre Aldao y que se había iniciado ya en el siglo XVII.

A pesar de que la relación es muy antigua y de que las lenguas no se parecen en nada, ni siquiera en su origen, «en Galicia, la cultura irlandesa vende».

Hoy por hoy «está comúnmente aceptado que Galicia forma parte de los países célticos con Irlanda, la Bretaña francesa y Escocia», explicó Antonio Raúl de Toro. Hace ya muchos años que es así y ayer se renovó ese interés en el Simposio Pondaliano, donde Ramón Villares también habló sobre el mismo asunto, pero más centrado en el caso bretón.

Obras

Toro Santos es autor de muchas obras que relacionan lo británico con lo gallego como Galicia desde Londres o una antología bilingüe de literatura gallega que lleva el nombre de El faro de Breogán.

Además, es uno de los participantes en el primer simposio internacional de estudios célticos, que se celebró en A Coruña y es un buenísimo conocedor de la literatura irlandesa, sobre todo de James Joyce.

«Había una necesidad de buscar una identidad para esta tierra, unas raíces»

«Hay aquí un sentimiento de simpatía con Irlanda, mayor que en otros lugares»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«En Galicia, la cultura irlandesa vende»