El frío atrae al Anllóns variedades de garzas poco frecuentes en Galicia

Cuatro garcetas grandes gozan estos días de las marismas de Ponteceso


Carballo / La Voz

La ola de frío procedente del norte de Europa se ha hecho notar -y mucho- durante estos días en toda la comarca. La situación, que comenzó en el norte de Europa, ha provocado que variedades de aves poco comunes en la zona hayan decidido migrar a Bergantiños durante estos meses de bajas temperaturas. Uno de eses casos es el de la garceta grande, que estos últimos años ha encontrado acomodo en las marismas del río Anllóns, en el municipio de Ponteceso. Allí se ha avistado estos días un grupo de cuatro ejemplares de este tipo de garza, típica de la desembocadura del Danubio.

La ardea alba, nombre científico de la garceta grande o garza blanca, es un ave de gran tamaño -puede llegar a medir metro y medio- y de color blanco como la nieve. Se trata de una raza parcialmente migratoria, pues es sedentaria en regiones subtropicales o tropicales y las poblaciones que viven en zonas templadas del hemisferio norte se desplazan al sur para sobrellevar el frío. Ese es el caso de este pequeño grupo, que algunos vecinos llegó a confundir con cisnes. Tal y como explica el ornitólogo coruñés José Luis Rabuñal, ambas aves se podrían confundir, aunque existen diferencias entre ambas. «Os cisnes é difícil que pasen desapercibidos no Anllóns», asegura Rabuñal.

Otras especies comunes

Estas aves conviven en zonas como el malecón de O Couto con otro tipo de garzas, que sí son habituales en las marismas del Anllóns. Sin embargo, la garceta grande ya lleva varios inviernos eligiendo Bergantiños como destino migratorio, tal y como indica José Luis Rabuñal. El principal motivo sería el drástico descenso de las temperaturas en el norte de Europa. El año pasado se pudieron avistar un par de ejemplares en la zona llamada Marisma o A Outra Banda, la marisma que se hay a la derecha tras superar el puente de Ponteceso en sentido Laxe. Rabuñal confirma que en la actualidad estas cuatro aves conviven con entre 15 y 20 garzas reales, muy parecidas en el tamaño, y con ocho garcetas comunes. Por tanto, durante estos meses de invierno, en el Estuario do Anllóns uno se puede encontrar con tres tipos diferentes de garzas, algo impensable hace unos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El frío atrae al Anllóns variedades de garzas poco frecuentes en Galicia