Ponteceso clama por un plan para prevenir nuevas inundaciones

Los canales son incapaces de evacuar el agua que llega al centro del pueblo

Una pista de Lamas (Zas) continuaba afectada ayer.
Una pista de Lamas (Zas) continuaba afectada ayer.

carballo / la voz

Los vecinos de Ponteceso continuaban ayer con un ojo en el río y otro en el cielo. Son los más afectados de la Costa da Morte por las crecidas de los últimos días. Empresarios, alcalde y trabajadores de emergencias están convencidos de la necesidad de una intervención para evitar de nuevo el caos en el futuro. La asociación de comerciantes, que preside el exedil José Santos, convocó para hoy una reunión con el fin de analizar la situación y evaluar daños. El alcalde también propone a los afectados que presenten una valoración de los perjuicios.

El agua cubría ayer el área de recreo de A Garga. «Non se ven nin os balances dos nenos», apuntaba a media tarde Rubén Pérez Cotelo, responsable del GES que, al igual que el regidor, Lois García Carballido, y el representante de los empresarios, José Santos, advierte de que el problema de Ponteceso es que el pueblo fue construido al mismo nivel que el río Anllóns. Carballido dice que el viernes analizó la situación con la jefa territorial de Medio Ambiente y quedaron convencidos de que es necesario abordar una intervención encaminada a que los canales puedan evacuar el agua de las lluvias. Al tiempo que se hace imprescindible un sistema de alertas para que los vecinos puedan sacar los coches y las mercancías de garajes y sótanos sin que sufran daños. Carballido apunta que las inundaciones de este fin de semana afectaron a los inmuebles situados entre los dos riachuelos afluentes del Anllóns. Santos puntualiza y culpa a los pequeños puentes Gallardo y Cruceiro como la causa principal de la retención de agua. En realidad, ni siquiera fue necesario cortar la calle, pero los locales se inundaron.

Otro de los factores que Carballido, Santos y Pérez Cotelo apuntan como causa que origina la riada es que llegan al centro de Ponteceso las aguas de Tella, Brantuas, Brixería y otros núcleos del entorno y se acumulan en una zona reducida. Estos días de lluvias diluvianas los equipos armados por el grupo de emergencias y salvamento (GES) evacuaron 20.000 litros por minuto, durante unas 12 horas, además de la labor realizada con cuatro cisternas agrícolas de 10.000 litros cada que actuaron de forma constante unas diez horas. El alcalde dice que van a pedir ayudas para afrontar los gastos. Incluso tuvieron que pedir prestadas varias bombas.

Los que sufrieron inundaciones de sótanos y garajes están más tranquilos, aunque siguen pendientes del nivel del río. Julia Ures, esposa de un afectado, Juan Carlos Corbelle, comentaba que están superando el susto.

José Santos considera que lo vivido en el pueblo es fruto de la «ineficacia das autoridades» que durante muchos años no fueron capaces de afrontar una solución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ponteceso clama por un plan para prevenir nuevas inundaciones