Emotivo adiós a las tres cocineras del colegio de Ponteceso desde sus inicios

Josefa Amado, María del Carmen Figueiras y María Jesús Varela han cocinado para los alumnos del centro desde 1971

Mª. Jesús Varela, Josefa Amado y Mª. del Carmen Figueiras, con las placas que recibieron ayer.
Mª. Jesús Varela, Josefa Amado y Mª. del Carmen Figueiras, con las placas que recibieron ayer.

Durante 44 años, la comida que ha alimentado a los alumnos que han pasado por las aulas del colegio Eduardo Pondal de Ponteceso ha sido responsabilidad de tres cocineras: Josefa Amado Mosqueira, María del Carmen Figueiras Amado y María Jesús Varela Moreira.

Por eso ahora, con las dos primeras recién jubiladas y la tercera contando ya los meses que le quedan para hacerlo, lo que se imponía era un homenaje. Así lo hicieron ayer las más de 70 personas que respondiendo a la llamada del centro, que dirige en la actualidad José Ures, y de la ANPA, que preside Miguel Cousillas, compartieron con ellas en el restaurante Canta la Rana, de Buño, una comida, pero sobre todo, una jornada de recuerdos, anécdotas, emoción y regalos.

Venancio Graña, el primer director del colegio, recordó que él fue quien las contrató en aquellos inicios en los que un total de 800 niños, repartidos en tres turnos, comían en el centro (hoy en día lo hacen unos 200). Algunos de ellos no se quisieron perder el acto de ayer, al que también acudieron profesores y familiares y en el que tampoco faltaron los regalos. Sus propios nietos les entregaron sendos ramos de flores y los representantes del colegio y de la ANPA, unas placas conmemorativas con una imagen grabada del colegio que a buen seguro les permitirá no olvidar este emotivo colofón a sus 44 años de trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

Emotivo adiós a las tres cocineras del colegio de Ponteceso desde sus inicios