Tributo a Gervasio Sar en Muxía: «Soñaba con espallar polo mundo o que el quería expresar»

Patricia Blanco
P. blanco CARBALLO / LA VOZ

MUXÍA

El vecino y artista fue recordado en la sala A Camposa con una exposición. Habrá más actos de homenaje

01 ago 2021 . Actualizado a las 22:50 h.

Largo y sonoro fue el aplauso que el público presente este domingo en la sala A Camposa de Muxía ofreció en respuesta a las palabras que con encono enfatizó Dimas Búa: «Gervasio, o artista». Dimas, sobrino de Gervasio Sar, fue una de las personas que intervinieron en la inauguración de la exposición O diván de Freud no faro da fin do Camiño, comisariada por Antón Castro y Mercé Barrientos y primero de los actos de homenaje en memoria de este vecino y creador fallecido a finales del 2020. Promueven Asociación de Amigos de Gervasio Sar, presidida por Teresa Sar, y Concello de Muxía.

Ecos de gaviotas cruzaron las numerosas anécdotas y evocaciones al talento de este hombre que, como Saramago, Almodóvar o Ramón Caamaño, quedó atrapado por la magia de un humilde faro, el de Muxía, de ahí en parte el título de la muestra. Un faro reivindicado por el conductor del acto, Xusto López, quien habló de historia, de destino, de azar, de repeticiones. «Gervasio Sar traballaba con intuición, todo nel eran síntomas (...) Sorprendentemente intuitivo». «Espallar polo mundo o que el quería expresar, ese era o soño de meu tío», dijo Dimas, prolijo en recuerdos sobre el carácter o la pasión por la música o la lectura del creador. «Un muxián que transmitiu Muxía», apuntó el alcalde, Iago Toba, quien recordó la evolución de la sala A Camposa y dejó dicho que, si algo quiere como regidor, es que Sar, «hoxe, alá onde estea, se sinta orgulloso de ser muxián».

BASILIO BELLO

Exalcaldes, director del Parador de Turismo, representantes de Muxía Natural y de la Fundación López Abente... Fueron muchos los que ayer quisieron estar presentes en este tributo que, además, contó con la presencia del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, quien en su intervención, poniendo como ejemplo esta iniciativa muxiá, expuso lo «positivo» que es que «esteamos orgulloso do que somos».